Noticia internacional Tendencias

Detienen al líder que «patrulla» la frontera de EEUU para detener inmigrantes

ESTADOS UNIDOS

Larry Hopkins, que lleva meses publicando en las redes vídeos de las acciones de sus «patriotas» para ayudar a los agentes fronterizos, asegura que está «en contacto» con Donald Trump

«Tengo 69 años y voy a la frontera cuando sé que el enemigo está cerca. Me voy a luchar y a dar la vida si fuera necesario, porque si caigo al menos sabré que moriré por mi país, para que Estados Unidos siga siendo un país libre, siempre con la guía y la protección de Dios». Quien habla es Larry Mitchell Hopkins, el autoproclamado líder de una milicia de extrema derecha que lleva varios meses «patrullando» con sus hombres la frontera sur en el estado de Nuevo México para detener a inmigrantes en lo que consideran una «guerra» contra los enemigos del país.

Larry Hopkins, líder de la milicia United Constitutional Patriots, en su caravana en Anapra (Nuevo México), en marzo. PAUL RATJE AFP

Hopkins, que tiene un largo expediente criminal que se remonta a los años ochenta, fue detenido este sábado por agentes del FBI en Sunland Park, Nuevo México, acusado de posesión ilegal de armas de fuego y munición. Se hace llamar Johnny Horton y es el líder de United Constitutional Patriots, un grupo que lleva más de un año «ayudando» a la Patrulla Fronteriza en una suerte de cruzada antiinmigrante para «defender la Constitución». En su página de Facebook presume de haber detenido solo en el mes de marzo «a más de 3.500 ilegales, la mayoría niños que son traficados por adultos y muchos jóvenes criminales».

Su arresto tuvo lugar después de que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) denunciara que más de 300 inmigrantes habían sido detenidos de forma ilegal por milicianos armados para entregarlos después a los agentes fronterizos. La aparición de estos grupos no es un fenómeno nuevo, porque hay milicias en Estados Unidos desde hace más de tres décadas, pero en la era de Trump y su promesa de levantar un muro en la frontera, se mueven como pez el agua y aseguran actuar con el beneplácito del Gobierno.

La ACLU exigió a la gobernadora de Nuevo México, Michelle Luján, que investigue a estos «vigilantes fascistas» tras la aparición de videos y fotos en las redes sociales donde se ve a civiles armados reteniendo a punta de rifle a un numeroso grupo de personas, muchos de ellos menores de edad, mientras llegan los agentes de la Patrulla Fronteriza. «No podemos permitir que estos racistas secuestren a personas que buscan asilo», dijo la organización en una carta enviada a Luján, en la que advirtió que son «supremacistas blancos envalentonados por la Administración Trump» que no deben tener cabida en Nuevo México.

Hopkins, quien comparecerá este lunes ante un juez en Las Cruces, se define a sí mismo como un artista de música country que lleva tiempo al frente de un programa de radio que se emite tres veces por semana en YouTube para «informar» sobre las acciones de sus «patriotas» en la frontera. En noviembre pasado llegó a decir que conoce a Donald Trump desde hace años, cuando el ahora inquilino de la Casa Blanca era dueño de un casino en Las Vegas donde él iba a cantar. «Así es como lo conocí y desde entonces Trump y yo hemos seguido en contacto», dijo al portal The Renegade Network, cuyo presentador se hace llamar «Mister X» y aparece en pantalla con una máscara de gas y la voz distorsionada.