Uncategorized

Una bala perdida alcanza a un hondureño en operativo policial en México. Hoy está muerto

Seis agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se enfrentaron a un grupo de narcotraficantes en Saltillo en el estado mexicano de Coahuila quienes en su huída intentaron refugiarse en la Casa del Migrante de la ciudad y en un nuevo intercambio de balas con los oficiales mataron a un hondureño quien se encontraba en el lugar cuando trataba de resguardar de los disparos a su hija de 8 años, informó el fiscal, Gerardo Márquez.

La muerte del migrante delante de su hija ha generado indignación en México.

CONDENA

Por su parte, la Casa del Migrante denunció en un comunicado que un grupo de 10 personas abandonó la organización para tomar el tren y proseguir su camino hacia EEUU cuando  fueron sorprendidos por un operativo de las autoridades mexicanas, en el que participaron elementos del Instituto Nacional de Inmigración (INM), la Policía Federal y el Grupo de Operaciones Especiales de Coahuila.

La misma organización agregó que tras arrestar a varios migrantes, una niña de dos años fue separada «de manera cruel» de su madre, cuando comenzaron a escuchar disparos, por lo que el grupo de personas protegió a la menor.

Poco después, un padre fue abatido por elementos del Estado y cayó inerte delante de su hija de 8 años.

El fiscal explicó en una entrevista para el Grupo Fórmula que se detuvo a una persona con armas y drogas lo que llevó a destapar la red de narcomenudeo que opera en esa región, informó que seis elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) enfrentaron a un grupo de narcomenudistas en Saltillo huyeron hacia la Casa del Migrante de la ciudad, donde volvieron a disparar a los oficiales y una de las balas impactó a un hombre hondureño que estaba en el lugar.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, el funcionario explicó que la detención de una persona con drogas y armas permitió destapar una red de narcotráfico que opera en la región.

Gracias a este arresto, la agencia envió a seis de sus efectivos al lugar donde descubrieron una vivienda donde estaba el grupo de narcos que al avistar a los agentes del orden los dispararon.

«Las pruebas que tenemos indican que corrieron dos personas de las que eran buscadas por la policía hacia donde estaba el grupo de migrantes, que es a 500 metros de distancia aproximadamente», señaló en su cuenta de Twitter Uresti.

Agregó que no existe relación de ningún tipo entre los criminales y los migrantes que moran en la Casa del Migrante pero aclaró que pretendieron buscar refugio en esas instalaciones donde de nuevo abrieron fuego contra los oficiales que contestaron también con disparos.

Una de las balas perdidas alcanzó a un hondureño que murió momentos después.

Márquez indicó que la investigación prosigue y que los elementos del orden están a disposición de la Dirección de la Policía de la AIC para ser sancionados si se determina que tienen algún tipo de responsabilidad con la muerte del migrante.

La Comisión Estatal de Atención a Víctimas así como el cónsul de Honduras en Cohauila están prestando atención a la familia de la víctima mortal, concluyó el fiscal.