Curioso e Increíble Noticia internacional Sucesos

Ha sido condenada a 23 años de prisión,por envenenar a su hijo con sal hasta que lo mató.

Un juez de la Corte Superior del Condado Pima, en Arizona, dictó este lunes sentencia de 23 años de prisión para Ashley Cristina Castro, por envenenar a su hijo con grandes cantidades de sal común, lo que le provocó la muerte en 2015. El juez Howard Fell indicó que Castro deberá cumplir el 100 % de su sentencia, como parte de un acuerdo con la Fiscalía, aunque la mujer recibió un crédito por los 667 días que lleva en prisión.

Castro, de 35 años de edad, fue detenida por las autoridades por envenenar a su hijo Ezekiel con grandes cantidades de sal, al mismo tiempo que el menor recibía tratamiento por una enfermedad del corazón en el hospital Diamond Children’s, en Tucson.

niña en esposas

 

El menor fue hospitalizado en octubre del 2015 por presentar serias complicaciones de salud, y de acuerdo con los análisis su niveles de sodio eran sumamente altos, aunque los médicos lograron estabilizarlo y regresó a casa.

Una semana después, sus niveles de sodio se incrementaron todavía más, lo que le provocó hemorragia y un paro cardiaco que lo llevó nuevamente al hospital. Castro admitió ante la policía haber dado a su hijo una mezcla de sal y agua que ella llevaba y utilizaba como enjuague bucal.

Durante la investigación, la policía encontró en la casa de Castro un contenedor grande con sal, tubos de plástico utilizados para dar de comer, los cuales tenían residuos de cristales de sal, así como guantes de plástico con los mismos residuos.

Después de que la mujer resultó detenida por abuso infantil, ella misma y el padre del menor decidieron anular el tratamiento del niño, quien falleció en noviembre del 2015.

Tras la muerte del menor, las autoridades presentaron cargos criminales contra Castro, quien previamente, el pasado mes de julio, se había declarado culpable de asesinato en segundo grado.