Honduras

Militares fueron a buscar botín enterrado de los Valle Valle

TEGUCIGALPA.- Durante el Feriado Morazánico, cuando la atención del pueblo hondureño se enfocaba en descansar del trabajo y viajar para disfrutar de las vacaciones, los militares del país fueron subrepticiamente a buscar el tesoro escondido del cartel de narcotraficantes de los Valle Valle en una hacienda ubicada a las orillas de la carretera de La Entrada, Copán.

En 2014, cuando se dio captura a los capos de dicho cartel, se encontraron ahí nada más y nada menos que 11 millones de dólares. Luego de que los capos fueran enjuiciados en Estados Unidos se reveló que en la hacienda había más dinero oculto, enterrado posiblemente en el amplio terreno.

Sin perder ton ni són, las Fuerzas Armadas llevaron a cabo el plan secreto junto a elementos de la ATIC.

Pero no encontraron nada. Al menos esa es la versión oficial, que estipula que parientes de los Valle Valle que siguen en libertad fueron antes a la referida hacienda y extrajeron el dinero de 12 depósitos de Rotoplast que habían sido enterrados en el lugar.

Informaron, además, que parte del dinero fue repartido en Copán y parte fue llevada a Guatemala, donde siguen prófugos algunos Valle.

Sin embargo, pobladores de la zona murmullan por lo bajo que desde antes del Feriado Morazánico han presenciado un movimiento exagerado de patrullas y elementos militares y de la Atic en la zona. Incluso relatan que vieron hasta retroexcavadores ingresando a la hacienda.

Ricardo Castro, director de la ATIC, negó que elementos de su agencia hayan estado en ese lugar buscando el dinero. Tampoco existen reportes de las autoridades estadounidenses sobre el dinero, o siquiera sobre la búsqueda del mismo por parte de los militares hondureños.

El misterio entre las autoridades, el Estado hondureño y los narcotraficantes del país prueba ser cada más denso y difícil de penetrar.