Honduras Sucesos

Condenan a entre 30 y 50 años de cárcel a siete hombres por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres

HONDURAS

Un tribunal de Honduras condenó este lunes a entre 30 y 50 años de cárcel a siete de los ocho acusados por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres y el intento de asesinato del mexicano Gustavo Castro en 2016 en Intibucá, oeste del país centroamericano

Berta Cáceres, en una imagen de archivo. E.M.

Han tenido que pasar más de tres años para que se empiece a hacer justicia en Honduras, donde el Tribunal de Sentencia de la Jurisdicción Nacional condenó hoy a 50 años de prisión a cuatro hombres por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres el 3 de marzo de 2016, mientras que otros tres han recibido una pena de 30 años de reclusión. Concretamente, los sicarios Elvin Rápalo, Óscar Torres, Edilson Duarte y el militar retirado Henry Javier Hernández fueron condenados a 34 años de cárcel por el delito de asesinato contra Cáceres y 16 más por tentativa de asesinato contra un ciudadano de origen mexicano que se encontraba con ella el día de los hechos.

Asimismo, el Tribunal sentenció a 30 años de prisión por asesinato al lugarteniente retirado del Ejército y exjefe de seguridad de la Empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) entre 2013 y 2015, Douglas Bustillo, el biólogo y exgerente ambiental de DESA, Sergio Rodríguez y al mayor del Ejército Mariano Díaz Chávez. Las siete personas fueron capturadas entre mayo de 2016 y febrero de 2017 en el marco de la operación ‘Jaguar’. Por su parte, la Fiscalía había solicitado privación de libertad de por vida. El juicio duró cinco semanas y los jueces de la Sala I del Tribunal de Sentencia emitieron fallo de culpabilidad el 29 de noviembre de 2018, si bien aún estaba pendiente establecer la pena.

No obstante, estas condenas contra las que cabe presentar un recurso de casación en los próximos 20 días, no satisfacen a Zúñiga Cáceres, hija de la ambientalista asesinada, al considerar que el día en el que se cumplen 45 meses del crimen «todavía no hay justicia», porque según ha denunciado, «los autores intelectuales siguen gozando de impunidad, a pesar de que se ha comprobado que la Empresa de Desarrollos Energéticos fue la encargada y responsable de asesinar a Berta Cáceres».

Así, ha lamentado que «los responsables que diseñaron, ejecutaron y financiaron este vil y cobarde asesinato aún no están en la cárcel» y, por eso, ha anunciado «al pueblo hondureño y a los pueblos del mundo que como familia continúa la lucha por la justicia de manera más fuerte ahora para que se castigue a los autores intelectuales».

Según la investigación, el presidente ejecutivo de DESA, Roberto David Castillo, detenido en marzo de 2018, fue el encargado de proporcionar la logística y otros recursos a uno de los autores materiales del asesinato de Berta Cáceres.