Animal Politico Honduras

Nery Sanabria grabó audios pidiendo ayuda antes de que lo mataran

TEGUCIGALPA.- Magdaleno Meza Fúnez, de nombre real Nery López Sanabria, fue asesinado por compañeros de cárcel en circumstancias sospechosas. Nery podría haber sido un testigo clave en contra de los socios de Tony Hernández, incluyendo -posiblemente- hasta el propio presidente de Honduras.

Este proveyó a las autoridades de Estados Unidos con las infames «narcolibretas» en las que aparecía el nombre de Tony Hernández y pseudónomios supuestamente adjudicados a su hermano Juan Orlando. Esa información nunca podrá ser confirmada pues una jauría de reos fuertemente armados lo remataron en el interior de la prisión.

Antes de su asesinato, el exsocio de Tony Hernández grabó unos audios pidiendo ayuda. Ayuda que, inexplicablemente, nunca llegó.

«Deseo manifestarles que estoy en total disposición en colaborar en lo que yo pueda en los casos que se me investigan, en lo que me requieran, de colaborar y de igual manera estoy dispuesto a entrevistarme con el agente que deseen mandarme a platicar conmigo. Yo lo espero con total disponibilidad para conversar con él. Yo estoy totalmente en la disponibilidad para poder ser colaborador del gobierno americano, de la justicia americana», se escucha decir a Sanabria.

En la situación en la que se encontraba, una extradición era lo único que lo podía salvar. Pero esta nunca llegó.

«Estoy abierto a cualquier tipo de acuerdo que se quiera hacer, que sea beneficioso para ambas partes, tengo bastante que puedo ofrecer para ayudar», añadió Nery.

«Espero la reunión sea de éxitos y pues estoy confiando en dios y en ustedes abogados y confiando que todo va estar bien y estoy a la orden y con la disponibilidad al día para lo que sea necesario para la agencia de la DEA para poder trabajar para ellos dándoles la información que me pidan», finaliza el breve audio.