De último momento Noticia internacional Politica internacional

Juan Guaidó se reúne en privado con el presidente Trump en la Casa Blanca.

 ¿Qué significa su visita?

Trump reconoció al líder opositor como presidente legítimo de Venezuela durante su discurso del Estado de la Unión. Su apoyo puede traducirse en más presión contra el gobierno de Nicolás Maduro, pero también corre el riesgo de afianzarlo en el poder, dicen expertos.
FEB. 6, 2020

El presidente, Donald Trump, ha reafirmado su compromiso con la causa opositora venezolana en los últimos días convirtiendo a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y mandatario interino, en el líder político más importante de ese país que ha sido recibido con honores en la Casa Blanca, desde los inicios de la Revolución Bolivariana de Hugo Chávez en 1999.

La visita de Guaidó a la residencia del mandatario estadounidense este miércoles, y su sorpresiva invitación al discurso del Estado de la Unión el martes lo convierten en uno de los visitantes más notables de Washington por estos días. El encuentro entre Trump y Guaidó en el Despacho Oval de la Casa Blanca duró poco más de media hora y fue a puerta cerrada, además se suspendió el encuentro con la prensa por lo que no hubo declaraciones públicas.

En un comunicado, la Casa Blanca definió la visita como una oportunidad para “reafirmar el compromiso de Estados Unidos con el pueblo de Venezuela” además de discutir con Guaidó cómo “acelerar una transición democrática en Venezuela”. El documento afirma que el gobierno de Trump seguirá colaborando con sus socios de la región latinoamericana para “enfrentar a la dictadura ilegítima” de Maduro.

Durante su estadía en Washington, Guaidó se hospeda en la Blair House, una residencia destinada a albergar a los invitados del presidente estadounidense, lo que remarca la importancia que le concede el gobierno de ese país.

Sin dudas, el momento público más fulgurante de su gira sucedió durante el Discurso de la Unión cuando fue aplaudido de pie por congresistas tanto republicanos como demócratas, mientras Trump lo presentaba como “el presidente legítimo de Venezuela” y aseguraba que “todos los estadounidenses están unidos con el pueblo venezolano en su justa lucha por la libertad”.

Para Andrei Serbin Pont, analista internacional y director de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales, esa escena muestra el apoyo bipartidista que despierta la situación de Venezuela. “Eso muestra que ya no solo se trata de la retórica republicana, sino que varios actores políticos de Estados Unidos saben que restablecer la democracia en Venezuela es una prioridad”, asevera Serbin Pont.

El líder opositor salió el 19 de enero de Venezuela desafiando una prohibición del gobierno de Nicolás Maduro y emprendió una gira internacional en la que ha sido recibido por importantes líderes como el presidente francés Emmanuel Macron, el mandatario canadiense Justin Trudeau, el primer ministro británico Boris Johnson, la canciller alemana Angela Merkel y las autoridades de la Unión Europea, en busca de apoyo para solucionar la grave crisis política y económica del país suramericano.

“Una reunión en la Casa Blanca es un privilegio enorme para cualquier dirigente político”, explica María Puerta-Riera, profesora de Ciencias Políticas en el Valencia College de Florida. “En el caso de Guaidó tiene una gran relevancia simbólica debido a la terrible crisis que atraviesa Venezuela”.

El apoyo que Trump le ha mostrado al líder venezolano en estos días sirve para darle un nuevo impulso a la agenda opositora, además hace que sea más difícil que el gobierno venezolano decida encarcelarlo a su regreso debido a las repercusiones que esa acción podría tener a nivel internacional. “Cualquier daño que pueda causar a Juan Guaidó a su regreso a Venezuela tendrá consecuencias muy significativas”, dijo un alto funcionario estadounidense a Reuters. “Por lo tanto, deben pisar con mucho cuidado al respecto”.