Economía Honduras Tendencias

Transportistas solicitaron a las autoridades les permitan trabajar.

Desde tempranas horas de este jueves empleados y dueños de medios del transporte público de Francisco Morazán, protestaron en exigencia a que se les permita trabajar y que se les pague un bono de cinco mil lempiras.

En horas de la madrugada, cobradores y conductores de autobuses del corredor sur que comprende las aldeas Santa Rosa, Santa Ana, Ojojona, entre otros aseguraron ya no poder sostener a sus familias ya que tienen dos meses sin laborar por la emergencia sanitaria del COVID-19, declarándose en calamidad.

Los manifestantes cerraron totalmente el tramo carretero a la altura de la Aldea El Tizatillo y aseguraron se mantendrán en la zona hasta que las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), se comuniquen con sus representantes, dando un plazo de 72 horas.

Acciones similares, emprendidas por diferentes puntos de taxis se reportaron en el sector de La Laguna en Comayagüela y la salida que de Tegucigalpa conduce al oriente de Honduras, en donde los ruleteros solicitaron a las autoridades les permitan trabajar.