De último momento El Mundo de Ahora Noticia internacional Tendencias

Acusación por narcotráfico contra Cilia Flores, mujer de Nicolás Maduro.

VENEZUELA

Estados Unidos ultima su acusación por narcotráfico y corrupción contra Cilia Flores, mujer de Nicolás Maduro, a quien el aparato de propaganda del régimen bolivariano califica como «primera combatiente revolucionaria». Así lo adelantó este miércoles la agencia Reuters, que también desveló que una de las bases del proceso es el famoso caso de los «narcosobrinos», que supuso el encarcelamiento en Florida de dos sobrinos de la pareja presidencial.

El testigo principal contra Flores es Yazenky Lamas, un antiguo guardaespaldas, quien asegura que la ‘primera dama’ estaba al tanto de las operaciones de narcotráfico de sus sobrinos, Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, condenados a 18 años de cárcel por intentar introducir 800 kilos de coca en EEUU.

Lamas acompañó durante una década a Cilia Flores, cuando esta presidía la Asamblea Nacional, y también fue testigo del conocido nepotismo de la dirigente chavista, que colocó a buena parte de su familia en el Parlamento. El ex escolta, quien fue extraditado desde Colombia a EEUU y que ahora permanece detenido en una prisión de Washington, asegura que los ‘narcosobrinos’ realizaban sus envíos de droga gracias a sus privilegios familiares y desde el hangar presidencial del aeropuerto internacional de Maiquetía. «Cilia sabía todo», confirmó Lamas a Reuters.

Cilia Flores es una pieza clave para la autoridad de Maduro dentro de la revolución, ya que lidera el sector civil más poderoso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La primera combatiente participa en las principales decisiones presidenciales y su papel también es fundamental en el desarrollo de las estrategias judiciales.