Economía Educación Tendencias

Enfermedades crónicas se han disparado en Honduras.

Se registra un promedio mensual de 238 pacientes con diabetes mellitus.

Más de 1,431 personas fueron diagnosticadas con esa enfermedad, de marzo a septiembre, situación que alarma a los médicos.

Según la Unidad de Vigilancia de la Salud, de los primeros 145 muertos por COVID-19 en Honduras, el 27.6 padecía de hipertensión, el 24.7 tenía diabetes y un 13 por ciento obesidad, lo que deja en evidencia el alto riesgo de estos males durante la pandemia.

La mala alimentación y el sedentarismo podrían causarles a muchos hondureños obesidad, diabetes e hipertensión.

La mala alimentación y el sedentarismo podrían causarles a muchos hondureños obesidad, diabetes e hipertensión.

El estudio “Impacto del COVID-19 en la Seguridad Alimentaria y Nutricional de Honduras», realizado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), refleja precisamente de qué forma se ha alimentado la población durante la cuarentena. Para el caso, el documento señala que los hondureños han mantenido una dieta «a base de alimentos no perecederos, altas en CHO (carbohidratos) y grasas», «pobres en proteínas y micronutrientes». (DS)