miércoles, junio 19, 2024

Lula da Silva tiene hasta las 22 horas para entregarse.

Leer más...

El juez Sergio Moro, líder de la Operación Lavacoches, ordenó este jueves que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se entregue antes del viernes a las cinco de la tarde, hora local, en la sede de la Policía Federal en Curitiba, a 400 kilómetros de São Paulo.

La decisión de Moro fue anunciada menos de 24 horas después de la derrota de Lula ante la Corte Suprema, que rechazó un Habeas Corpus para evitar su prisión después de la segunda instancia. La noticia sorprendió, pues sus abogados se preparaban para presentar nuevos recursos y la previsión era de que la orden podría salir hasta finales de abril.

En su despacho, Moro le concedió a Lula la posibilidad de presentarse voluntariamente «en atención a la dignidad» del cargo que ocupó. El juez prohibió el uso de esposas durante la prisión «en cualquier hipótesis», e informó que preparó una sala reservada para que el exmandatario comience el cumplimiento de su pena.

La sala, dice el juez, es una «especie de sala de Estado Mayor» en la sede de la Policía Federal, en Curitiba, separándolo de los demás presos, «sin cualquier riesgo a su integridad física».

El expresidente afirmó que la orden de prisión en su contra es «absurda» y responde al «sueño» del juez Sergio Moro de verle «pasar un día preso», en sus primeras declaraciones tras el auto que ordena su ingreso en la cárcel este viernes. En una entrevista concedida a la emisora «CBN», y reproducida por el diario Globo, el expresidente denunció que el juez Moro habría actuado «políticamente» para «impedir su derecho a la defensa».

Lula, de 72 años, fue condenado en dos instancias a doce años y un mes de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de fondos, en el caso de un tríplex frente al mar, que habría recibido a cambio de favores a una constructora, la OAS, que ganó licitaciones en Petrobras.

El exsindicalista fue presidente de Brasil entre 2003 y 2011, y es considerado el político más popular del país, favorito inclusive en los sondeos para la elección de octubre de este año, con un 36% de los votos.

La dirección del PT preparaba un evento en la sede del Sindicato de Metalúrgicos de São Bernardo, cuna del partido, y fue sorprendida con la velocidad de la decisión de Moro. La presidenta del partido, Gleisi Hofman, declaró que se trata de una prisión política. Movimientos sociales vinculados al partido anunciaron que saldrán a las calles.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

Honduras en Crisis: Más de 1.500 Muertes de Niños y Jóvenes Desde 2022

El país enfrenta una escalada alarmante de violencia contra la niñez y la juventud, con más de 1.500 muertes...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img