viernes, junio 21, 2024

¿Es posible una invasión militar de Estados Unidos a Venezuela?

Leer más...

Un experto militar y un internacionalista ofrecen sus visiones sobre el escenario actual que se vive en la Venezuela pre-electoral.

«Nada de lo que hace EE.UU. para aniquilar a la Revolución Bolivariana es coincidencia», señala William Izarra, militar venezolano en situación de retiro con grado de comandante.

El también académico considera que el bloqueo financiero, los reclamos de mayores sanciones por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), el boicot de gobiernos de la región a las presidenciales y los anuncios de maniobras militares, así como las amenazas de intervención armada, son parte de un mismo plan.

«EE.UU. se ha planteado la meta de impedir que en Venezuela se consolide un modo de vida (socialismo bolivariano) diferente al modelo capitalista», apunta Izarra.

 

Cercado militar

Recientemente, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) publicó un documento en el que concluye que la Administración de Donald Trump adelanta una guerra de amplio espectro contra Venezuela.

Según el Celag, está en marcha la conformación de una fuerza multilateral para intervenir a la nación gobernada por Nicolás Maduro «en lo económico, político y también en lo militar».

Agrega el informe que los recientes movimientos militares registrados en Panamá y Colombia; las bases militares con las que EE.UU. cuenta en Colombia, Perú y Honduras; los ejercicios militares denominados AmazonLog; así como los nuevos acuerdos con las fuerzas armadas argentinas, suponen una «demostración de fuerza» para conseguir un «cambio de régimen» en Caracas.

En guardia

Mientras se mueven las fuerzas opositoras en el plano internacional (político y militar), Venezuela también mueve sus fichas.

En un acto realizado en Fuerte Tiuna, el mayor enclave militar de la capital, el ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, entregó este jueves nuevos equipamientos a diferentes unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), reseñó AVN. Los equipos, dijo el ministro, tienen el propósito de elevar el apresto operacional de la fuerza armada.

La entrega se equipamientos se produce una semana después de la realización del Ejercicio Militar Independencia 2018, que involucró la participación de civiles en las maniobras. Según el general Padrino López, la «unión cívico-militar» representa una «mayor consistencia para la defensa de la patria».

El plan existe

Para William Izarra, «es una realidad concreta» que varios países de la región forman parte «de la organización multinacional que contempla el Comando Sur para un ataque a Venezuela».Explicó que las bases y el personal estadounidense desplegados en Suramérica constituyen una «estructura entrelazada para aplicar la coacción militar».

A esta estructura de EE.UU., dirigida por el Comando Sur, se suman las bases y el personal militar de aquellos países aliados de Washington y «que están dispuestos a constituir un ejército multinacional para invadir a Venezuela», añadió.

De hecho, el comandante retirado puntualizó que el Comando Sur «tiene su plan de ataque listo para ponerlo en práctica de inmediato» y solo están esperando una orden de la Casa Blanca.

¿Fuego amigo?

Justo cuando están en pleno funcionamiento las medidas de Trump contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, un grupo identificado como Ciudadanos Independientes Venezolano-estadounidenses (IVAC, por sus siglas en inglés) solicitaron al Congreso de EE.UU. la conformación de una fuerza militar multinacional y mayores sanciones económicas.

«No se trata de llegar con marines a Venezuela, sino de conformar una fuerza de paz de países amigos que quirúrgicamente saque a esas personas que están en el Gobierno», declaró Ernesto Ackerman, presidente de la organización, a EFE.

Esta acción es similar a la que protagonizaron en Argentina, en julio de 2017, un grupo de venezolanos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en esa nación suramericana. En esa oportunidad, entregaron una carta a la cancillería en la que pedían al presidente Mauricio Macri maximizar los esfuerzos regionales «en los ámbitos multinacionales» en contra de Venezuela.

El internacionalista Basem Tajeldine manifestó que estos pedidos, para que EE.UU. intervenga militarmente, no son nada novedosos. «EE.UU. no habría podido llevar adelante las agresiones a Libia y Siria sin contar con la traición interna», dijo Tajeldine.

 

Un plan que puede no cumplirse

Finalmente, William Izarra aclara que aunque exista un plan de ataque del Comando Sur contra Venezuela, «eso no significa que se vaya a cumplir en los términos que allí están considerados», ya que un «actor contrarrevolucionario (EE.UU, derecha mundial y oposición nacional)», es contrarrestado «por las fuerzas revolucionarias (el otro actor en el escenario), con una energía igual o superior magnitud».

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

«Pacientes Claman por Mejoras y alzan la voz ante la crítica situación del IHSS».

San Pedro Sula, Honduras. La Asociación de Pacientes del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) alza la voz ante...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img