Honduras Sucesos Tendencias

Dos sindicalistas se pelean por asumir la presidencia del STENEE

La crisis de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) se complicó aún más ayer con el surgimiento de dos “cabezas”, Miguel Aguilar y José Luis Matamoros, que han asumido las riendas de ese Sindicato de Trabajadores (STENEE) que aglutina a 1,800 afiliados cotizantes, entre una masa de 2,300 empleados, donde 500 estarían por contrato.

Por un lado, Aguilar sostiene que “el afiliado de la base de todo el país me ha dado la confianza para asumir la presidencia del STENEE por un periodo de tres años, bajo los retos y desafíos que se tienen por delante”.
En la elección desarrollada en Siguatepeque, Comayagua, de acuerdo con el dirigente sindicalista, los delegados lo nombraron al frente de la junta directiva para seguir en la lucha por la institución y la defensa de la población enmarcada en una línea de trabajo.

Mientras, José Luis Matamoros, sostuvo que “Miguel Aguilar hace de forma ilegal sus congresos, viajó a Siguatepeque con su gente, nunca se va a someter a una verdadera elección porque sabe que está perdido. Nosotros hicimos un congreso basados en los estatutos con delegados de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Comayagua, La Ceiba, Tocoa, Trujillo, Juticalpa y Choluteca”.

Matamoros espera que las autoridades de la Secretaría de Trabajo y de Seguridad Social (STSS) cumpla por primera vez en base a ley. “El señor Aguilar no puede participar en ninguna elección porque el artículo 510 inciso F del Codigo del Trabajo se lo prohibe para ser miembro de una junta directiva”.

José Luis Matamoros argumentó que “se necesita cumplir el requisito de no ser llamado a juicio. el señor Aguilar tiene fallo condenatorio por apropiación indebida continuada por ende no puede participar en elección y cualquier escrito que meta en la Secretaría de Trabajo es nulo”. En ese contexto, Matamoros espera que la STSS, encabezada por Olvin Villalobos, resuelva a más tardar el próximo lunes.