jueves, julio 7, 2022

No fue el pitbull, a Allison la violaron y luego la mataron

Leer más...

Tegucigalpa
Los indicios extraídos de la autopsia del cuerpo de la pequeña Allison Nahomy Argueta Villalta (de 9 años ) indican que fue víctima de un vil asesinato de alguien cercano y no del perro pitbull que tenía como mascota.
Se conoció que en los primeros análisis los expertos forenses han podido determinar que la niña tenía golpes en su cabeza, heridas de arma blanca en su cuello, así como indicios de haber sido abusada sexualmente.

Allison Nahomy murió el 8 de junio en el barrio Las Delicias de Lepaera, Lempira, según sus familias, luego de haber sido atacada por Rocky, un perro cachorro de la raza pitbull al que la niña siempre le daba de comer.
El día de la muerte de la niña, su padre relató que a eso de las 3:23 pm recibió una llamada de un tío de su hija diciéndole que la había atacado el pitbull.
Continuó diciendo que al llegar a la casa encontró la cadena del perro enredada en el cuello de su hija y que tenía el cuerpo lleno de rasguños.

Investigación
Pero ante varias incongruencias en las declaraciones en el caso de la muerte
de Allison Nahomy, el Ministerio Público comenzó las investigaciones.
Primeramente detectaron que en la casa había otro perro pitbull, que también
suponían podía haber atacado a la menor.

Análisis
Según se confirmó, Allison Nahomy tenía una herida en el cuello, de la cual
el Ministerio Público ya ha descartado que haya sido por mordeduras del perro
o por la cadena que tenía enrollada en el cuello cuando se encontró a la niña
tirada.
Los estudios indican que la herida, aunque no se ha determinado con qué fue
causada, se la habrían hecho con un objeto con filo. Además, los forenses
encontraron en las partes íntimas de la niña lesiones que no eran recientes.
Para determinar si antes de ser asesinada fue abusada sexualmente, durante la
autopsia el forense tomó muestras de secreciones, las cuales están siendo
analizadas en los laboratorios de Medicina Forense de Tegucigalpa.
Los resultados de dichas muestras regularmente tardan menos de una semana,
pero hasta el momento la Fiscalía aún no cuenta con el dictamen.De encontrar
resultados positivos de semen, se seguirá un proceso científico para determinaran a quién corresponde.
El Ministerio Público con un veterinario contratado como consultor también logró confirmar que las lesiones que tenía la víctima no eran mordeduras de perro ni los rasguños.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) han tomado declaraciones y están a la espera del dictamen de autopsia hecho en Santa Rosa de Copán para proceder e identificar al sospechoso del crimen y entregar el expediente a la Fiscalía.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Honduras

Joven mujer muere por COVID-19

Una paciente de 26 años de edad falleció ayer, por contagio del COVID-19, en el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP),...
- Advertisement -spot_img

Más Noticias

- Advertisement -spot_img