El Mundo de Ahora Multimedia Sucesos

La pandilla que desafía a la Mara Salvatrucha y le declara la guerra

Las discrepancias internas que finalmente llevaron a la división en dos clicas de la temerosa pandilla salvadoreña Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, comenzaron en 2016 y se agudizaron en primavera de 2017.

La fracción disidente de la MS-13 se conoce como la MS-503, o Programa 503, y se formó, según reportes de distintos medios, porque algunos miembros de la Mara Salvatrucha no estaban de acuerdo con la división de poderes y el reparto de dinero y bienes acumulados dentro del grupo.

Se estima que la pandilla recibió millones de dólares tras pactar una tregua con el Gobierno del expresidente Mauricio Funes en 2012 y logró mejorar las condiciones de detención de sus miembros encarcelados, que llegaron a gozar de distintos privilegios, como el uso de móviles, fiestas y hasta la compañía de prostitutas.

La MS-503 se manifestó en contra de aquella tregua. En el comunicado difundido en octubre señalan que “un gánster después de negociar con el Gobierno pasa a ser un rata”.

MS-503, “en contra de las extorsiones, violaciones y secuestros” de los salvadoreños

Miembros del Programa 503 ―al menos 22 en total―, sin embargo, afirman que decidieron desvincularse “de todo acto de vandalismo que los denominados MS-Tregua [cabecillas de primera línea, la llamada Ranfla Nacional de la MS-13] están llevando a cabo en contra del Gobierno y población civil”.

En un comunicado ante la población de El Salvador difundido el 5 de septiembre, el vocero de la clica, Carlos Humberto Rodríguez Burgos, explica en un video que los miembros de la MS-503 están “en contra de las extorsiones, violaciones y secuestros a toda la población en general y [de] todo acto que dañe a todo ser humano en El Salvador”.

“También estamos en contra de los asesinatos que los MS-Tregua están causando a ancianos, niños, estudiantes y demás población civil, ya que la pandilla no es una guerrilla ni tampoco es un grupo terrorista”, agregó.