Animal Politico Columnas

Edmundo Orellana: “¿Están los dirigentes de la Oposición a la altura del pueblo indignado?”

TEGUCIGALPA.- Edmundo Orellana, prestigioso abogado y exfiscal general de la República, expone en su más reciente artículo algunas debilidades que carcomen a la Oposición y se cuestiona si acaso estos estarán a la altura del conflicto y del pueblo que reclama justicia.

“¿Podrá resistir la oposición?”, es la gran pregunta que plantea Edmundo Orellana.

“Lo hará si supera sus debilidades y no incurre en más errores. Su principal debilidad consiste en que no ha logrado vertebrar un frente común para resistir la embestida golpista del gobierno y avanzar hacia la restauración del orden constitucional alterado por el fraude electoral y la pretensión de suplantar la voluntad soberana del pueblo. Su principal yerro es no entender la dinámica de la indignación popular, evidenciando en el desfase táctico entre el pueblo indignado y sus supuestos líderes o dirigentes, ya que mientras aquel se toma las arterias más importantes de la vialidad del país, estos los llaman a la capital a marchar y escuchar sus discursos, dichos por los de siempre y con el mensaje de siempre”, explica.

De acuerdo a lo interpretado por Orellana, el gobierno ha tenido éxito en mantener desunida a la oposición durante los cuatro años que ya gobernó y aún más en el último, tanto en las organizaciones políticas como al interior de las mismas.

“Que perseveren en el error, es a lo que apuesta el Presidente; de ahí, que sea música para sus oídos las diferencias públicas entre los dirigentes de la oposición, que trascendieron recientemente y las declaraciones ambivalentes del candidato vencedor en las elecciones. ¿Comprenderán, esos dirigentes lo que está en
riesgo? ¿Están a la altura de ese pueblo indignado?”, cuestiona el abogado.

Además, señala que los dirigentes de la oposición incurren una y otra vez en caer presa de sus emociones, perdiendo fácilmente de vista el objetivo.

“No alcanzan entender que con el fraude electoral le dieron el tiro de gracia a lo que había de estado de derecho, democracia e instituciones republicanas, y que el pueblo indignado se ha lanzado a las calles para recuperar la golpeada y debilitada institucionalidad usurpada por los que pretenden imponer la dictadura, por lo que toda iniciativa abona, sin importar en qué dirección vaya ni los medios utilizados, siempre que sean pacíficos”, señala.