Economía El Mundo de Ahora

¿Puede el numero de mujeres embarazadas predecir una crisis económica?

Un nuevo estudio asegura haber dado con un nuevo indicador que puede predecir una caída de la economía: los embarazos.

Y ahora varios académicos estadounidenses les ofrecen una solución: fijarse en el número de embarazadas.

Es más que conocido que el ratio de nacimientos cae durante una desaceleración económica, pero los profesores Daniel Hungerman, Kasey Buckles, ambos del Departamento de Económicas de la Universidad de Notre Dame, en Indiana, y Steven Lugauer, de la Universidad de Kentucky, aseguran que ese ratio cae meses antes de que otros signos de recesión sean visibles.

Datos “sorprendentes”

Los autores del informe “¿Es la fertilidad un prominente indicador económico?”, publicada por el Buró Nacional de Investigación Económica, un organismo privado de investigación económica con sede en Estados Unidos, estudiaron más de 100 millones de nacimientos en ese país entre 1989 y 2016.

También incorporaron datos de abortos, tanto naturales como inducidos. Y quedaron asombrados.

“Nos sorprendimos cuando vimos (la correlación) y nos dimos cuenta de que nadie se había percatado antes”, señala Hungerman.

mujer embarazada comprando.
El número de embarazadas puede ayudar a predecir cuándo se producirá una caída de la economía, dicen los autores del informe. Getty Images

El estudio muestra que el ratio de concepciones creció de manera más lenta y después cayó rápidamente meses antes de que la crisis comenzara.

“La naturaleza de cada crisis difiere, así que la conversación que se mantiene puede ser diferente, pero creo que la gente habla sobre su futuro cuando tratan de tener un bebé y, en consecuencia, parece que hacen un gran trabajo pensándolo“, añade Hungerman.

En diciembre de 2007, ejemplifican los académicos, una encuesta realizada a líderes empresariales mostraba que estos se mostraban optimistas sobre el futuro, pese a que poco después se descubrió que la recesión ya había comenzado.

En ese mismo punto, el crecimiento del número de embarazos ya había comenzado a caer desde hacía meses; la caída se produjo varios trimestres antes del colapso de Lehman Brothers.

También existe una relación con la magnitud de la crisis económica.