Sin embargo, el plan incluye algunas propuestas nuevas, como la creación de “un grupo policial que se enfocaría estrictamente en los objetivos mexicanos más importantes”.

El anuncio también destaca la importancia de bloquear las operaciones financieras de los grupos criminales.

Un informe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés) publicado el año pasado señala que los grupos narcotraficantes mexicanos suministran “la mayor parte de las drogas ilícitas” en Chicago, y culpa al negocio de la droga de la escalada de violencia en Estados Unidos y en México.

Análisis de InSight Crime

Expertos consultados por InSight Crime dicen que las nuevas propuestas son un indicio positivo de que existe una continua voluntad de enfrentar este grave problema. Sin embargo, la falta de detalles del plan genera dudas sobre la viabilidad de la estrategia.

Eric Olson, asesor sénior del Instituto México, del centro de estudios Wilson Center, puso como ejemplo la propuesta de ir tras el dinero de los carteles.

“Es bueno que estén analizando formas de atacar las finanzas ilícitas, pero no está claro cuáles serían estas nuevas medidas específicas”, dijo Olson. “Ya se han hecho muchos intentos en este sentido y se han obtenido pocos resultados”.