Sucesos

26 muertos tras el naufragio de un barco pesquero en la costa de Honduras

Al menos 26 personas murieron este miércoles en el naufragio de una embarcación cargada de pescadores en el Caribe hondureño, frente a la remota región de la Mosquitia, informaron las Fuerzas Armadas. El barco, de 70 toneladas, había zarpado del departamento Gracias a Dios con pescadores tras expirar la veda de langosta, según informan las autoridades citadas por la agencia France Presse. 

«Nos confirman 47 sobrevivientes», informó el capitán José Meza, portavoz de las Fuerzas Armadas, quien también aseguró que los cuerpos y los pescadores rescatados con vida serán trasladados a Puerto Lempira, capital de la ciudad hondureña de Gracias a Dios. Pocas horas antes de ese naufragio, hubo otro en la misma zona en el que se rescataron 40 personas, pese que el barco tenía capacidad para 31, indicó Meza.

La tragedia ocurrió frente a Cayo Gorda, a unas 30 o 40 millas naúticas del Cabo Gracias a Dios.

Según el portavoz militar Meza, el segundo barco hundido, llamado Capitán Waly, llevaba 73 personas a bordo, todos buzos pescadores.

Los dos hundimientos ocurren al tiempo al inicio de la temporada de pesca de langosta en Honduras, que comienza el 1 de julio.

El lunes, varios barcos partieron de La Ceiba hasta Puerto Lempira para de allí dirigirse a los bancos de pesca.

La primera embarcación que naufragó este miércoles llevaba 49 personas, aunque tenía capacidad solo para 31 buzos.

La Marina Mercante, citada por los medios locales, dijo que se trata de naves pequeñas generalmente con capacidad para 30 personas, pero no todas cumplen el requerimiento.

Según las autoridades, las naves salen del puerto con la capacidad máxima permitida y una vez en mar abierto, son abordadas por personas que llegan en lanchas.

La Fuerza Naval y la Marina Mercante de Honduras han iniciado una investigación para determinar las causas de ambos naufragios.