Honduras

Ante amenaza de extorsionadores, TUPSA y CATISA paran labores

TEGUCIGALPA.- El gremio del transporte sigue sufriendo por el flagelo de la extorsión y la incapacidad evidente de las autoridades hondureñas para detenerlo. En el más reciente episodio de esta interminable saga, las empresas TUPSA y CATISA suspendieron labores de manera indefinida.

Ambas empresas son de las más populares por sus rutas entre San Pedro Sula y El Progreso.

Ambas compañías suman cuatro días de no prestar el servicio ya que se han visto amenazados por los antisociales por lo que no existen las condiciones mínimas para que vuelvan a operar en el corto plazo.

Los motoristas, los más afectados, acordaron no trabajar por temor a ser asesinados o sujetos de atentado y pidieron a las autoridades las garantías mínimas para retomar una de las rutas más solicitadas en la Zona Metropolitana del Valle de Sula.

En total, cuatro empresas, incluidas Hedman Alas y Viana, han cesado sus servicios en los últimos meses por el recrudecimiento de la violencia que ha dejado varios motoristas muertos.

Esta acción ha provocado una merma en los servicios de las rutas interurbanas que operan en la región norte de Honduras y los pasajeros han sido los afectados.