“¡Quién sabe qué se ha transportado!, utilizaron contenedores usados para completar el pedido”, denunció Michael Murphy propietario de SDI Global LLC, en entrevista exclusiva con El Perro Amarillo (24 de julio), refiriéndose al mal estado del equipo médico que salió de Turquía hacia Honduras el 21 de junio pasado. La información fue confirmada horas después por el Consejo Nacional Anticorrupción – CNA, quienes refrendaron que Inversiones Estratégicas de Honduras – Invest-H no compró hospitales. La empresa del estadounidense Murphy cotizó los hospitales móviles a la Secretaría de Salud a un costo menor que el pagado a la empresa Elmed Medical Systems.

El Ministerio Público – MP y la agencia Técnica de Investigación Criminal – ATIC, tras una semana ocupados en revisar los contenedores retenidos desde el 10 de julio en la aduana de Puerto Cortés, confirmaron que 44 vaporizadores con su circuito de anestesia y kit de manguera de oxígeno son usados, están deteriorados, y tienen fecha de vencimiento del año 2016. Invest-H lanzó inmediatamente un comunicado afirmando que “se ha procedido a pedir una explicación al proveedor de los hospitales móviles de alistamiento” y que “exigirá la sustitución de equipo que no reúna las condiciones adecuadas”. Por su parte Ebal Díaz, ministro de la presidencia, sostuvo que “la decisión política del gobierno de comprar hospitales móviles es correcta”.

La sobrevaloración en perjuicio del Estado de Honduras en esta estafa de los hospitales móviles, supera los 250 millones de lempiras. Mientras el MP y la ATIC continúan revisando contenedores y evadiendo requerimientos, el FBI busca al Sr. Axel López, demandado por Michael Murphy por falsificar la marca de su empresa para estafar al Estado de Honduras.