Economía Honduras Tendencias

Préstamos, el periodo de gracia a los deudores, venció el 31 de julio.

01-08-2020

El plazo moratorio aprobado por la Comisión Nacional de Bancas y Seguros CNBS, para que las instituciones financieras dieran un periodo de gracia a los deudores, a causa de la crisis de la pandemia del covid, venció el 31 de julio.

Las instituciones autorizadas podrán aprobar plazos para aquellas personas que su economía ha sido afectada.

En ese sentido, el economista Alejandro Kafaty, expresó que se espera que la CNBS, pueda buscar nuevas medidas complementarias que puedan ayudar a las personas que se han quedado sin empleo a causa de la crisis de la pandemia, «ya sabemos que hasta el momento van 150 mil empleos perdidos en el país».

Para el economista y presidente del Colegio de Economistas de Honduras, Julio Raudales, es importante que haya solidaridad por los entes institucionales y se pueda extender el plazo por parte del gobierno.

«De no efectuarse una prorroga, los deudores están obligados a pagar sus compromisos en la próxima jornada laborable incluyendo intereses», apuntó Raudales.

Sobre lo anterior:

De fecha 11-07-2020 el diputado Walter Romero del Partido Liberal propuso  ante el Congreso Nacional el siguiente proyecto de ley:

PROHIBIR EL COBRO DE INTERESES SOBRE INTERESES EN LOS PRÉSTAMOS DE VIVIENDA, COMERCIALES, O PERSONALES, GENERADOS DURANTE LA VIGENCIA DEL ESTADO DE EMERGENCIA SANITARIA DECRETADA POR GOBIERNO DE LA REPÚBLICA.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Es obligación del Estado brindar protección a todos sus ciudadanos, cuando se vulneren sus derechos, los que consignan en la Constitución de la República y demás leyes nacionales.

La Constitución de la República establece, en el marco de sus garantías, derechos individuales y sociales, los siguientes: la protección de la salud y acceso a los servicios de salud, el derecho al trabajo y la protección laboral, la seguridad social y la protección de todos los grupos de la población en condiciones de vulnerabilidad.

Miles de personas que tienen un préstamo de vivienda, o un préstamo personal o comercial, se están viendo afectadas en sus ingresos debido al estado de emergencia decretado por la pandemia COVID-19, situación que ha obligado a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros a otorgar medidas de alivio, entre ellas periodos de gracia en favor de estas personas naturales y jurídicas, sin embargo he recibido muchas quejas de estas personas que algunas instituciones financieras están cobrando los intereses de este periodo gracia en un solo pago o en su defecto si la persona no puede pagarlo le refinancian su préstamo y le capitalizan los intereses al saldo anterior, haciendo que las 4 cuotas de gracia se conviertan en 18, 22 y hasta 26 cuotas de pago adicionales, afectando directamente las finanzas ya raquíticas de estas personas naturales y jurídicas. Con esta capitalización de intereses, muchas personas quedaran con saldos aún mayores que los originalmente otorgados, y muy probablemente con plazos mayores, debido a la reducción de su capacidad de pago, que no les permitirá continuar pagando las cuotas originales y mucho menos si las cuotas se incrementan producto de esta capitalización de intereses.

Por lo anterior descrito, comparezco ante esta Alta Representación del pueblo Hondureño, a presentar iniciativa de Ley. Se acompaña Proyecto de Decreto,

SOBERANO CONGRESO NACIONAL,
CONSIDERANDO: Que la persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado y todos tienen la obligación de respetarla y protegerla, siendo la dignidad del ser humano inviolable.

CONSIDERANDO: Que es potestad constitucional del Congreso Nacional, crear, decretar, interpretar, reformar y derogar las leyes.

POR TANTO,

DECRETA,

ARTÍCULO 1.- Se prohíbe el cobro de intereses sobre intereses en todos los préstamos comerciales, personales, de vivienda o cualquier otro concepto de préstamo, es decir no se deben capitalizar los intereses o cobrar intereses sobre intereses.

Esto incluye prohibir la capitalización de los intereses generados y no pagados durante la vigencia de la emergencia de salud provocada por el COVID 19 en todos los préstamos comerciales, de consumo y de vivienda,

contraídos por las personas naturales y jurídicas, en las instituciones financieras reguladas o NO por la CNBS o CONSUCOOP.

Se exceptúan de estas disipaciones anteriores cuando se otorguen créditos nuevos para alivio de deuda o para cancelar créditos en mora, es decir cuando sean refinanciamientos que cancelen créditos anteriores.

ARTÍCULO 2.- Los intereses calculados a los prestamos descritos en el artículo 1 de este decreto, que por razones de afectación por el estado de emergencia producto al COVID-19 los deudores no pudieron pagar, las instituciones financieras deben registrar como ingresos siempre y cuando registren una provisión o reserva, y estos intereses por cobrar que se generen durante el periodo de emergencia, podrán trasladarlos en cuentas de orden o en otra cuenta contable que se cree para tal fin y que no genere intereses. Estos ingresos registrados por las instituciones financieras serán considerados ingresos no gravables para propósito del pago del impuesto sobre la renta. Los deudores podrán pagar los intereses generados en este periodo de emergencia, de acuerdo a su capacidad de pago, al final del periodo de su préstamo, alargándose la fecha de vencimiento en los mismos meses que comprende el estado de emergencia en el que el deudor no pudo pagar, y mediante acuerdo con las instituciones financieras.

ARTÍCULO 3.- Todos los préstamos afectados durante este periodo de emergencia decretado por el gobierno producto de la pandemia COVID-19, se deberán considerar como readecuación, en ningún caso como refinanciamiento.

ARTÍCULO 4.- Se prohíbe el cobro de comisiones, gastos bancarios o cualquier otro concepto de gasto, en las readecuaciones y acuerdos de pago de los intereses no pagados durante el periodo de la emergencia sanitaria COVID19; tampoco por las transacciones en línea que realicen los usuarios del sistema financiero; cualquier comisión o cargo que se les haya cobrado a los deudores del sistema financiero incluyendo a los tarjetahabientes, se les debe hacer el reintegro.

ARTÍCULO 5.- Las instituciones financieras reguladas o no por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros o CONSUCOOP, que realizan operaciones de crédito, podrán otorgar períodos de gracia a los deudores (personas naturales), que sean afectados, por la reducción de sus flujos de efectivo, ocasionado por las medidas adoptadas en el país, para evitar la propagación del COVID-19, por lo que deben extender el período de gracia durante la vigencia de la

emergencia de salud provocada por el COVID 19 para los préstamos de vivienda, de producción, comerciales o personales.
Se incluye préstamos otorgados con fondos de Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (BANHPROVI) y Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), por lo que las cuotas dejadas de pagar en los meses que comprende la vigencia de la emergencia de salud provocada por el COVID 19, pasarán al final del periodo alargándose la fecha de vencimiento del préstamo en los mismos meses que comprende el periodo de gracia.

ARTÍCULO 6.- Se ordena a las instituciones financieras reguladas o no por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros o CONSUCOOP, y al Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), ajustar el redescuento de los fondos de Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (BANHPROVI) y Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), para todos los préstamos de vivienda en los meses que comprende el estado de emergencia producto al COVID-19.
Las instituciones financieras reguladas o no por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros o CONSUCOOP deben otorgar las mismas condiciones que ofrecen Banhprovih y RAP a todos los deudores, completando el porcentaje total a fin que las cuotas pendientes de pago, pasarán al final del periodo alargándose la fecha de vencimiento del préstamo en los mismos meses que comprende el periodo de gracia otorgado durante el tiempo de emergencia producto al COVID19.

ARTÍCULO 7.- La Comisión Nacional de Bancos y Seguros debe regular todo el proceso y las instituciones financieras deben adecuar sus sistemas para este fin.

ARTÍCULO 8.- El presente Decreto entrara en vigencia a partir del día de su publicación en el Diario Oficial la Gaceta.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central, en el Salón de Sesiones del Congreso Nacional, a los Nueve Días del Mes de Junio del Dos Mil Veinte.

Los Nacionalistas lo tienen pendiente de aprobación.