La mujer implicada en la masacre de cuatro jóvenes, entre ellos el hijo del expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, ya no será compañera de cárcel de Rosa Elena Bonilla de Lobo tras ser trasladada a otro centro de reclusión.

Lo anterior fue confirmado el miércoles por la portavoz del Instituto Nacional Penitenciario (INP)Digna Aguilar, quien explicó que «por medidas de seguridad no se puede informar en que establecimiento se encuentra».

La sospechosa fue identificada como Norma Alicia García de 56 años, quien según la Policía Nacional es miembro activa de la Mara Salvatrucha (MS-13), grupo criminal en el que tenía como función «el almacenamiento y resguardo de objetos y bienes que son utilizados para la comisión de delitos».