La inflación interanual que llegó a 10.86% en julio (4.26% hace doce meses) y niveles de pobreza que superan el 73% afecta condiciones fundamentales de bienestar económico-social en la población hondureña tales como nutrirse adecuadamente, consideró el economista Wilfredo Díaz.

El experto señaló que tener inflaciones arriba de los 10 puntos porcentuales es una carga significativa para los consumidores que tienen menores ingresos, ya que, los precios de la canasta básica aumentan su precio.

«Para niveles de ingreso bajos este aumento puede generar cambios drásticos en el consumo, inclusive podría significar renunciar a la compra de ciertos productos y servicios», indicó.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), en su último cálculo de la canasta básica el pasado junio, detalló que esta ronda los L 6,999.13.

Qué hacer al respecto

Según Díaz es necesario que las autoridades redoblen esfuerzos en política monetaria enfocados al control de la inflación, pese a que esto tenga un panorama complejo y con incertidumbre.

Inflación actual supera ampliamente la de últimos cinco años

El 10.86% es un número drásticamente alejado al comportamiento de los últimos 5 años, cuando se mantenía entre un 3% y 5%, según el Banco Central de Honduras (BCH) y la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (SECMCA).