Al menos 5.8 millones de hondureños se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, de los cuales 2.4 millones están en situación grave, una cifra que casi se ha duplicado desde 2012, según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

«Este problema de inseguridad alimentaria se ha agudizado y el número de personas afectadas podría superar los siete millones«, señaló Sergio Zepeda, coordinador de este observatorio, durante una entrevista en el noticiero TN5 Estelar de Canal 5.

Zepeda insta a las autoridades gubernamentales a generar políticas públicas que apoyen al sector agropecuario y garanticen una producción alimentaria suficiente para la población hondureña.

Medidas urgentes

Por su parte, la presidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Amparo Canales, destacó que las autoridades deberían prestar la debida atención al tema de la alimentación de los hondureños, ya que en el último año el número de personas que sufren de inseguridad alimentaria se ha duplicado.

Según los datos de la FAO de 2023, 4.9 millones de personas tenían problemas de alimentación, de las cuales 1.5 millones estaban en una situación grave.

La FAO ha advertido que las personas con recursos insuficientes para acceder a una dieta saludable enfrentan graves problemas de salud, como desnutrición, anemia y retraso en el crecimiento de los niños.