El Mundo de Ahora Honduras Uncategorized

50 años de prisión para hondureño que secuestró a empresario hindú en México

MÉXICO.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal confirmó la condena de 50 años de prisión para hondureño que secuestró a empresario hindú.

El hecho ocurrió en el Distrito Federal de México.

Según el comunicado oficial, el hondureño participó con un socio en el secuestro a mano armada del empresario.

El empresario logró escapar gracias a un descuido de los criminales.

La policía los capturó mientras intentaban escapar.

Comunicado oficial de la Procuradoría

La Procuraduría General de Justicia capitalina robusteció los elementos de prueba que permitieron a Magistrados de la Octava Sala Penal confirmar la sentencia de 50 años de prisión contra un individuo de origen hondureño que secuestró, en complicidad con otra persona, a un empresario de nacionalidad hindú, cuando viajaba a bordo de un automóvil que lo llevaba del aeropuerto a la colonia San Ángel.

De acuerdo con el TOCA 1041/2016, relacionado con el 394/2016, también se ratificó la multa de 292 mil 160 pesos, impuesta en primera instancia por el Juez 24 Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, luego de encontrar al indiciado penalmente responsable del delito de secuestro agravado, hipótesis al que prive de la libertad a otro con el propósito de obtener rescate obrando en grupo de dos o más personas con violencia.

Consta en la partida 44/2016 que el 07 de marzo de 2016, el agraviado llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, procedente de Miami, Florida, para resolver negocios en el país, alrededor de la 01:10 horas, y fue recogido por un chofer, quien pretendía llevarlo a bordo de un vehículo Chrysler, tipo Town Country, color blanco a la colonia San Ángel, en la delegación Álvaro Obregón.

Al circular por la parte baja de Anillo Periférico, la camioneta recibió un golpe en la parte trasera, provocado por un vehículo Nissan, tipo Tsuru, habilitado como taxi. El conductor del automotor detuvo la marcha del mismo y junto con su pasajero descendieron de la unidad, para verificar si les habían ocasionado daños, y luego de revisar que no había afectaciones, observaron que el conductor del auto de alquiler se acercaba para pedir disculpas.

Cuando se disponían a reiniciar el trayecto, fueron amagados por el imputado con un arma de fuego, y les exigió que se posicionaran en los asientos traseros, mientras un cómplice tomaba el control del volante y comenzaron a circular.

El ofendido fue desapoderado de su reloj de pulsera, una cartera con dinero y una computadora portátil. Posteriormente, el agraviado fue obligado a comunicarse al teléfono particular del representante legal de su empresa, para informarle que estaba secuestrado y que sus victimarios exigían un pago a cambio de su libertad.

Acto seguido, le fue tapada la cabeza con su propia camiseta y el implicado le ordenó mantener agachada la cabeza, pero previo a esa acción, el extranjero observó que la puerta de la camioneta no tenía seguro y aprovechó que el transporte disminuyó la velocidad unos instantes, para abrir la puerta y arrojarse a la calle para correr en sentido contrario al que avanzaba el automotor.

Después recibió ayuda de transeúntes y de un elemento policiaco, quien solicitó apoyo, vía radio. El indiciado y su cómplice notaron que el afectado se encontraba en compañía de la policía, por lo que descendieron del auto y comenzaron a correr sobre avenida de Los Insurgentes Sur, pero el sentenciado logró ser detenido y al realizarle una inspección le fue encontrada un arma de fuego y las pertenencias del ofendido.

El proceso sobre el que informa este comunicado se inició previo a la plena entrada en vigor del Sistema Procesal Penal Acusatorio (SPPA), por lo que se desarrolló de acuerdo al sistema tradicional o mixto.

La Procuraduría General de Justicia capitalina refrenda su compromiso de combatir de manera frontal el delito de secuestro y trabajar de manera profesional para evitar la impunidad, a fin de mantener la confianza de los capitalinos en las instituciones, y alentar la cultura de la denuncia y la legalidad.

Asimismo, invita a los habitantes de la Ciudad de México que sean o hayan sido víctimas de este ilícito denuncien los hechos a los teléfonos 5345 5010 con terminación 19, 23 y 26 de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro (FAS), las 24 horas, los 365 días del año.