Animal Politico Economía Elecciones 2017 Honduras

Eduardo Facussé tacha a la Empresa Privada como cobarde

TEGUCIGALPA.- Eduardo Facussé, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), escribió una carta pública a Luis Larach, actual presidente del COHEP, en la que reprocha la actitud pasiva de los representantes de la Empresa Privada ante la crisis política y además advierte del peligro que los acecha si siguen con una postura pro-gobierno nacionalista.

“La Empresa Privada nunca había sido sujeta de un ataque tan feroz y destructivo como el sufrido recientemente en el edificio del COHEP”, indica Facussé. “En todo caso, nadie está de acuerdo con hechos violentos. Ojalá que las cámaras que supongo tiene el COHEP en los exteriores de su edificio han podido grabar las imágenes de los asaltantes y que ya se han presentado las denuncias y acusaciones correspondientes”, añade.

Luego Facussé cuestiona el porqué de este ataque dirigido al COHEP y a lo que esta entidad representa.

“¿Qué puede haber hecho la Empresa Privada para convertirse en blanco de ese tipo de ataque o si es que estamos condenados a seguir siendo atacados haga lo que haga la Empresa Privada? Mejor pregunta podría ser, ¿Qué es lo que no ha hecho y más bien, debería hacer, la Empresa Privada para evitar volverse a ver en esta penosa situación ?”, cuestiona.

“Mucha gente y particularmente la Oposición han interpretado una aparente pasividad de la Empresa Privada ante lo que está ocurriendo en el campo nacional, particularmente con motivo de las recientes elecciones, como un caso de aceptación tácita de un fraude electoral y en colusión con la corrupción del partido gobernante; mucha gente, también, esta culpando aparentemente a la Empresa Privada por una supuesta indiferencia ante el irrespeto a los principios básicos de la Constitución y a la separación de poderes”, continúa Facussé.

Según Facussé, la representación que está dando el COHEP es que se encuentran a gusto con el actual gobierno y que su única preocupación es la ganancia económica.

“A los empresarios no se les ocurre que también son ciudadanos y que, como tales, van a sufrir las consecuencias de la destrucción del sistema democrático y de separación de poderes, de los abusos de los malos gobernantes, de la corrupción, de la competencia desleal de los negocios turbios, del saqueo y destrucción de las empresas de servicios públicos y, en general, de la incapacidad del sector publico para cumplir con sus obligaciones principales, entre otras, de dar seguridad a la población, de atender a la educación y la salud y de detener y castigar a los corruptos, “caiga quien caiga” o sea, no importando de quién se trata”, asevera.

“Lo qué pasó en el Hotel Marriott y en el edificio del COHEP va a ser poco el dia que se decidan a bajar de los cerros y tomarse la ciudad, pues no habrá Policía Nacional o Militar ni FFAA que podrán pararlos”, advierte Facussé, quien vaticina una situación similar a la que azota actualmente a Venezuela si esto continúa por la misma senda que lleva.