Honduras La nota roja Sucesos

Burlan seguridad privada de residencial y matan a dos personas en SPS

SAN PEDRO SULA.- Las personas pudientes económicamente que viven en San Pedro Sula escogen las residenciales con acceso privado, guardias de seguridad, trancas y más barreras de protección. Aún así, una familia sufrió un salvaje ataque la noche del jueves en el que dos personas perdieron la vida a balazos.

El hecho se dio en la lujosa residencial Los Cedros, a la cual se puede acceder por el bulevar Mackay. En ese mismo tramo se encuentran otras residenciales prestigiosas como Merendon Hills, La Foresta, Lomas del Pedregal, entre otras.

De acuerdo a la Policía Nacional, vario sujetos a bordo de un carro de paila marca Toyota modelo Hilux, lograron ingresar a Los Cedros indicando a la seguridad privada de la entrada que iban a visitar a un residente.

Detrás de ellos ingresaron dos carros más, dentro de los cuales venían ciudadanos supuestamente disfrazados de policías. Estos últimos cortaron la energía eléctrica de la residencia que planearon atacar. Una vez a oscuras, entraron a la casa abriendo fuego a diestra y siniestra.

Dos personas murieron en el ataque, hasta el momento solo se conoce el nombre de Luis Fernando Pinto Romero.

Lo presuntos sicarios detenidos responden a los nombres de Fernando Rafael Guillén Solís y Edgardo Reiniery Rodríguez Ramos.

Los vecinos llamaron al 911 y la policía emprendió una persecución que devino en la captura de dos de los supuestos sicarios. Estos fueron identificados como: Fernando Rafael Guillén Solís, quien recibió un disparo de la policía y fue trasladado al Catarino Rivas; y Edgardo Reiniery Rodríguez Ramos, a quien lo interceptaron en las afueras de Merendo Hills mientras intentaba cambiarse de ropa para despistar a los policías.

La policial logró decomisar:

  • Toyota Hilux de color dorado; en el cual escaparon el resto de sicarios involucrados. No se les encontró en el lugar, simplemente abandonaron el vehículo.
  • Toyota Tacoma de color negro y con placa PEE 7938
  • Arma de fuego.

Según la Policía, siguen tras la pista de los que se lograron escapar.