Honduras Sucesos

Madre de menores sospecha que hubo mano criminal en incendio

SAN PEDRO SULA.- María Azucena Espinal, madre de los menores de edad que perecieron en un incendio recientemente en la Prado Alto de San Pedro Sula, ha declarado ante los medios de comunicación que sospecha que hubo mano criminal.

La muerte de los pequeños Starling Samir y Dereck Jassir Espinal Sánchez, de cuatro y dos años, ha conmocionado al país entero.

“Siento mi corazón partido, no sé qué será de mi vida ni mi destino, ellos eran todo para mí. Yo trabajaba para ellos”, dijo entre sollozos la madre de los menores, cuando fue a reclamar sus cuerpos a la Morgue.

“Mis niños siempre me esperaban afuera de la casa cuando salía de mi trabajo a las nueve de la noche y me recibían preguntándome: ‘¿mami, mami, qué nos trajiste?’, y me registraban el bolso porque siempre les llevaba galletas o dulces”, recordó.

Luego entró a detalles sobre el incendio y reveló que tiene sus sospechas:

“Ellos estaban en el cuarto y se acababan de comer una sandía. Estaban con la puerta abierta. Eso es lo que yo digo que estaban con la puerta abierta y cómo es posible que se quemaron. Yo sospecho que hubo mano criminal y pido que las autoridades investiguen a fondo y que no dejen de hacerlo”, dijo.

Sin embargo, no se refirió sobre qué persona sospecha.  Eso sí, dijo que no creía que se tratara de “un recalentamiento de un ventilador”. “Yo quiero que las autoridades investiguen a fondo”, insistió.