Noticia internacional Politica internacional

La escasez de combustible golpea cada vez más duro a México

El plan contra el robo de combustible que ha llevado adelante el Gobierno mexicano ha provocado un desabastecimiento de gasolina en el país.

El presidente mexicano destaca que existe suficiente combustible para cubrir la demanda del país. Por otro lado, representantes de las principales patronales instan a cambiar la estrategia para encontrar solución a la contingencia.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador pidió el 11 de enero el respaldo de la población para que denuncien a quienes se dedican al robo de combustible en el país, llamado que hace en medio de una crisis de desabastecimiento de combustible en las principales ciudades de la nación.

“No hay justificación para que se cometan estos ilícitos pues ya hay autoridad moral en el gobierno y por eso pidió a la gente que nos ayude para normalizar esta situación”, dijo López Obrador durante una conferencia de prensa.

El Ejecutivo mexicano inició durante la primera semana del 2019 un plan para disminuir el robo de combustible que, entre otras cosas, ha requerido del cierre de tuberías por donde se transporta el producto; lo que ha generado problemas de abastecimiento en los centros de distribución y en las estaciones de servicio de las principales ciudades.

El plan contra el robo de combustible que ha llevado adelante el Gobierno mexicano ha provocado un desabastecimiento de gasolina en el país.

“Estamos operando este plan para evitar el robo de combustible, terminar con el huachicoleo por el daño que ha causado a la sociedad y a la nación”, dijo el presidente durante el encuentro con los medios.

La aplicación del plan ha permitido un ahorro de 3.000 millones de pesos (unos 156,5 millones de dólares) y ha disminuido los robos a los camiones cisternas de 800 a 100 diarios en todo el país.

Coparmex exige al Gobierno un cambio de estrategia

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) respaldó al Gobierno mexicano en su lucha contra la extracción ilegal de combustible, pero al mismo tiempo le exigió una revisión en la estrategia.

“Esperamos que no haya vacilación para acabar de una vez por todas, en el corto plazo, con este negocio ilegal que daña al Gobierno de la República, a sus empresas productivas y a toda la comunidad por la dimensión que este fenómeno adquirió en los últimos años”, dijo Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex.

No obstante, pidió al Ejecutivo que revise el plan con la finalidad de restablecer la normalidad del suministro de combustible en el país en el corto plazo.

“Si hay que abrir los ductos, que se abran. Si no hay gasolina suficiente se debe proceder a la importación de inmediato para atender la contingencia”, dijo el vocero de la institución.

Adicionalmente, con base en una encuesta realizada a 3.500 empresarios de tres estados afectados, la patronal destaca que las pérdidas (en los estados encuestados) se ubican por el orden de los 60 millones de dólares y miles de empleos.

López Obrador ha reaccionado a los señalamientos y sostiene que en el país existe suficiente combustible para cubrir la demanda interna. No obstante, agrega que el problema que se presenta es de distribución.

Hoyos también respaldó al mandatario en el establecimiento de un plan integral, el cual permita que las denuncias sirvan para procesar a los responsables “que de ninguna manera deben estar en las calles”.

Informe desde México: López Obrador promete acabar con años de robo de combustible

Con EFE