Honduras

México alerta de una «caravana madre» de 20.000 migrantes pero Honduras lo niega

México se prepara para recibir una posible nueva caravana de alrededor de 20.000 migrantes que supuestamente se está formando en Honduras, según ha informado este jueves la secretaria de Gobernación mexicana Olga Sánchez Cordero. Tras estas declaraciones, la viceministra de Relaciones Exteriores de Honduras Nelly Jeréz ha negado que se esté formando la “madre de todas las caravanas» en su país. «No hay indicios de tal caravana», ha dicho Jeréz.

La secretaria de Gobernación mexicana se ha comprometido a formar una línea policial de «contención» alrededor del Istmo de Tehuantepec, en el estrecho de México, para evitar que los migrantes continúen hacia el norte hasta la frontera con los EE. UU. Sánchez Cordero hizo este anuncio un día después de su reunión con la secretaria de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kirstjen Nielsen.» Será un gran cambio «, dijo. Por su parte, Nielsen estuvo el pasado miércoles en Honduras donde firmó un acuerdo con este país y junto a Guatemala y el Salvador para “combatir las causas de la crisis en la frontera”.

Hoy, una caravana de unos 2.500 centroamericanos y cubanos se abre camino en el estado de Chiapas, en el sur de México. La mayor de las caravanas del año pasado en México estaba integrada por alrededor de 7.000 personas, aunque algunas estimaciones llegaron a ascender hasta los 10.000 integrantes.

El activista Irineo Mujica, quien ha acompañado a varias caravanas en México, dice que los informes sobre «la madre de todas las caravanas» son falsos y afirma que esta información se está utilizando para crear miedo. Su grupo, Pueblo Sin Fronteras, ha dicho que no hay pruebas que confirmen que sea tan grande y que «nunca ha habido una caravana del tamaño que mencionó Sánchez Cordero». De hecho, las caravanas sufrieron obstáculos logísticos graves al tratarse de 7.000 personas.

El activista hondureño Bartolo Fuentes, quien acompañó a una gran caravana el año pasado, también rechaza esta información y la señala como «parte de los planes del gobierno de los Estados Unidos para justificar sus acciones».

México ha dejado de otorgar visas humanitarias a los migrantes en la frontera y ciudades a lo largo de la transitada ruta hacia la Ciudad de México a veces no permiten que las caravanas pasen la noche.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho este jueves que México está haciendo su parte para combatir el tráfico de inmigrantes. “Vamos a hacer todo lo que podamos para ayudar. No queremos de modo alguno una confrontación con el gobierno de los Estados Unidos», dijo. «Es legítimo que estén disgustados y expresen estas preocupaciones».