Educación Noticia Positiva Sociales

Carácter no significa ser agresivo.

Adn millonario

Una vez una señora fue a comer a un restaurante y, por error, el mesero no le trajo el pedido justo como ella lo había solicitado. Entonces la mujer empezó a reclamar utilizando un tono de voz cada vez más intimidatorio. Al ver esa escena, cualquiera diría que esa mujer “tiene carácter.”

Con demasiada frecuencia las personas suelen confundir el carácter con el temperamento. Hay personas que, incluso, son conocidas como “fosforitos”: les dices algo y se encienden queriendo hacer valer su opinión a como dé lugar. Se cree que la persona que tiene carácter es la que siempre sale ganando, tienen la razón, ganan discusiones.  Asociamos el carácter a la figura militar. Sin embargo, detrás de todo esto no existe más que mentira. Krishnamurti solía decir que “las personas más agresivas son, curiosamente, las que más miedo tienen.”

Para triunfar en los negocios y en la vida misma, usted necesita carácter. Pero para desarrollarlo debe saber qué es el carácter. Entonces podemos afirmar que el carácter es INTEGRIDAD. El carácter es lo que los demás no ven de nosotros, solo nosotros lo vemos, lo sentimos… carácter y personalidad no son lo mismo.

Stephen Covey, el autor de los 7 Hábitos de la gente Altamente efectiva, decía que para comprender la diferencia entre carácter y personalidad habría que ver un iceberg. La punta del Iceberg (lo que se ve) eso es la personalidad. Lo que no se ve (lo que está debajo del agua) eso es el carácter y es, como ve, algo más grande y poderoso que la personalidad.

El carácter está basado en PRINCIPIOS Y HÁBITOS. Las personas viven, normalmente, sin principios. ¿Qué principios rigen tu vida? Recuerde que principios no son lo mismo que valores. Principios son leyes universales que se cumplen aquí y en la China. Los principios son como una brújula que le dan norte a tu vida. Y los hábitos son aquellas acciones que haces día tras día.

Podríamos decir, por tanto, que las personas que tienen carácter son pacíficas, son asertivas.  Saben hasta dónde pueden llegar y hasta donde pueden permitir que otros lleguen. La persona que tiene carácter no se deja dominar por “la cólera”, la ira. Ellos respetan y se hacen respetar. Logran lo que quieren sin hacerle daño a nadie, sin herir y sin manipular. Las personas que tienen carácter no inspiran miedo, inspiran respeto.