Honduras

México ya no quiere migrantes y culpa a AMLO de la invasión

México.– En el sur de México, los habitantes ya no quieren a los migrantes y critican a AMLO porque «los deja pasar como si nada y se preocupa más por ellos que por su gente.

Al igual que muchos otros habitantes de esa empobrecida región del sur de México, Joaquín Ramírez, emitió su voto con entusiasmo en las elecciones presidenciales del año pasado a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Pero a cinco meses del gobierno de López Obrador, la visión que tiene Ramírez del presidente ha comenzado a deteriorarse.

Esto se debe a las decenas de miles de migrantes de Centroamérica y otros lugares que en han hecho paradas en su pequeña ciudad durante su camino a la frontera con Estados Unidos, agotando los recursos del gobierno y la paciencia de los habitantes.

Ramírez culpa de tal flujo a los mensajes y las políticas amistosas hacia los migrantes por parte del presidente.

El resentimiento se ha agravado a tal punto que en días recientes los funcionarios locales en el poblado vecino de Huixtla trataron de impedir que entraran a la ciudad dos mil migrantes, declarando una situación de emergencia e instruyendo a los residentes para que cerraran sus tiendas y permanecieran dentro de sus hogares.

En un momento, Mapastepec extendió la alfombra de bienvenida y los funcionarios locales desplegaron a todo el personal de la ciudad para ayudar a alimentar y cuidar a los migrantes.

Ahora, el flujo constante de caravanas migrantes no para y la paciencia de los habitantes se agota poco a poco.

Algunos residentes aseguran que las caravanas han provocado un incremento de delitos.