El Mundo de Ahora

Casi 100,000 arrestos de inmigrantes en la frontera: record desde 2007

Las cifras de arrestos en la frontera sur de Estados Unidos alcanzaron en abril su nivel máximo desde 2007: un total de 98,977 inmigrantes fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza (CBP) y los ciudadanos guatemaltecos y hondureños siguen a la cabeza de estas aprehensiones.

«CBP está viviendo una situación sin precedentes e insostenible», escribe la agencia federal en su cuenta de Twitter, una frase que se ha escuchado repetir a sus voceros en los últimos meses para asegurar que sus centros de procesamientos están abarrotados de inmigrantes y que han debido mover a la frontera a sus funcionarios de finanzas o recursos humanos, por ejemplo, para procesar al creciente flujo de personas provenientes de Centroamérica que llegan diariamente a la frontera.

La cifra de arrestos de este mes es la más alta que se ha registrado desde abril de 2007, cuando fueron aprehendidas 104,465 personas.

Y los sectores más concurridos tanto en llegada de niños no acompañados como de familias, siguen siendo Del Río y El Paso, ambos en Texas.

Los datos muestras además que 10,167 personas fueron declaradas inadmisibles. Son aquellos que se presentan en los puertos de entrada buscando ingresar legalmente o pidiendo protección humanitaria, pero son devueltos por no cumplir con los requisitos. Los números de familias y de menores no acompañados —desde recién nacidos hasta los 17 años— que salen de su país en busca de mejores oportunidades laborales y de seguridad son cada vez mayores. Al comparar lo que va de año fiscal 2019 con el mismo periodo de 2018, el incremento de niños llegando solos a la frontera es de 73% y el de familias es de 400%.