Crisis en Venezuela: los cancilleres de Rusia y Estados Unidos muestran sus grandes diferencias sobre el país sudamericano

14-05-2019

«Tenemos desacuerdos sobre Venezuela». Con esta frase resumió el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el resultado de las conversaciones que este martes sostuvo sobre la situación del país sudamericano con el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Ambos jefes diplomáticos se reunieron en la ciudad rusa de Sochi para discutir varios temas difíciles de la agenda internacional, incluyendo el estado de las relaciones bilaterales, los acuerdos sobre control de armamento nuclear, la cooperación contra el terrorismo y la situación en países como Siria, Ucrania y Afganistán.

La crisis política en Venezuela fue un asunto central dentro de esa amplia agenda, según destacaron ambos funcionarios.

Mike Pompeo y Sergei Lavrov.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas posturas de Pompeo y Lavrov sobre Venezuela siguen muy alejadas.

En una rueda de prensa conjunta, Pompeo explicó que durante el encuentro había urgido a Rusia a apoyar el «retorno de la democracia» en Venezuela y a quitarle su apoyo al presidente Nicolás Maduro.

«A Nicolás Maduro le llegó la hora de irse, él no ha traído más que miseria a los venezolanos y esperamos que el respaldo de Rusia a Maduro acabe», señaló Pompeo.

Su petición, sin embargo, fue rechazada por Lavrov, quien dijo ante la prensa que las amenazas de Washington contra Maduro no tienen nada que ver con la democracia.

«La democracia no se logra por la fuerza«, dijo el diplomático ruso, quien recordó lo ocurrido en Irak y Libia, donde la intervención extranjera no trajo los resultados que se buscaban.

Lavrov expresó el apoyo de Moscú a fórmulas como el mecanismo de Montevideo, una iniciativa impulsada por los gobiernos de México y Uruguay para buscar una salida negociada a la crisis venezolana a través del diálogo entre las partes.