Animal Politico Economía

Barril sin fondo: aprueban prestamo de $155 millones para la ENEE

TEGUCIGALPA.- La Empresa Nacional de Energía Eléctrica es ese barril al que el Estado de Honduras no para de meterle dinero, tiempo, fondos y recursos, pero que nunca se llega. Tampoco se solucionan nunca los severos problemas económicos y de administración que la tienen en la ruina. Sin ton ni son, el Congreso Nacional acaba de aprobar un prestamo de $155 millones de lempiras para la estatal.

En lempiras, estamos hablando de 3,809 millones. Una deuda gigante adquirida con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El dinero sería destinado a el reforzamiento de sistema de transmisión de la ENEE.

“Había una duda y que consideraban que este préstamo podía servir para otras cosas dedicadas al tema de deuda con generadores, pero les hemos explicado (a diputados) que no tienen nada que ver; las inversiones que se van a hacer son con licitaciones públicas”, comentó Leonardo Deras, gerente general de la ENEE.

Deras detalló que los resultados de dicha «inversión» tendrán sus frutos de aquí a unos dos o tres años. Los trabajos de reforzamiento vendrían a mejorar el flujo eléctrico de la zona norte del país, una de las más críticas del servicio de energía eléctrica en el país pues es de alta densidad comercial.

Libre mercado bajaría tárifas de energía eléctrica, según empresarios

El sector de la empresa privada de Honduras esperan con ansías que se abra la competencia de libre mercado en el mercado de la energía eléctrica para que así se reduzcan las tárifas y el servicio mejore en general.

Desde la llegada de la Empresa Energía Honduras, empresarios en todos los puntos del país han señalado el mal servicio con constantes interrupciones y tárifas altas como uno de los puntos de quiebre de miles de negocios, especialmente los de pequeña y micro escala.

“Las tarifas accesibles van a venir cuando se empiece a aplicar la Ley Marco del Sector Eléctrico que permita una competencia a nivel de los comercializadores de energía”. comentó Guy de Pierrefeu, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT).