Noticia internacional Politica internacional

En París en una nueva protesta de los ‘chalecos amarillos’

MOVIMIENTO DE LOS CHALECOS AMARILLOS

Detenido un centenar de manifestantes

Los agentes han recurrido a gases lacrimógenos para dispersar la concentración

París 
La Prefectura de la Policía de París ha comunicado que hasta la una de la tarde de este sábado han sido detenidas 106 personas en la capital francesa en una manifestación de los chalecos amarillos celebrada a la par de otras dos protestas, un en defensa del clima y otra contra la reforma de las jubilaciones. En medio de un gran dispositivo de seguridad —el Gobierno ha desplegado cerca de 7.500 policías para evitar altercados—, los agentes han recurrido a gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, que se dirigían hacia la avenida de los Campos Elíseos, donde en anteriores marchas se saquearon tiendas. La protesta de los chalecos amarillos, que cumplen su 45 jornada de reivindicaciones, no estaba autorizada por las autoridades. Miembros de este colectivo, sin embargo, se han movilizado en varios puntos céntricos de París, como la plaza de la Madeleine, donde la policía ha dispersado a unas 300 personas.
La policía detiene a un hombre este sábado en una nueva protesta de los 'chalecos amarillos' en París.
La policía detiene a un hombre este sábado en una nueva protesta de los ‘chalecos amarillos’ en París. LUCAS BARIOULET AFP

Una portavoz de la Prefectura, Laetitia Vallar, ha subrayado este mediodía que «la calma reina en las calles de París» pese a algunas «acciones espontáneas». En cualquier caso, ha señalado que están siendo «cautelosos». Las autoridades habían extremado las precauciones ante el temor de la presencia de los llamados black blocs, grupos violentos antisistema repletos de encapuchados que se encargan de producir altercados en las manifestaciones.

En total, la policía ha realizado más de 1.250 controles en los que se han incautado bolas de petanca, un martillo o un mortero escondido en un reproductor de DVD: «Armas que no tienen cabida en manifestaciones autorizadas y pacíficas», ha afirmado Vallar. La movilización no autorizada de los chalecos amarillos coincide este sábado con una protesta convocada por el Frente Obrero contra la reforma de las pensiones en Duroc y con una manifestación contra el cambio climático en los Jardines de Luxemburgo. Este viernes, miles de personas también participaron en otra marcha en la capital fracesa en defensa del clima y contra el cambio climático. La mayor parte de los asistentes eran jóvenes y estudiantes.

Las movilizaciones de los chalecos amarillos comenzaron en noviembre de 2018 para protestar contra la subida de los impuestos al diésel y en diciembre alcanzaron su punto álgido con las protestas contra la represión de las manifestaciones. La situación llevó al presidente francés, Emmanuel Macron, a anunciar un paquete de medias económicas para mejorar las condiciones de vida de la clase media y trabajadora.