Animal Politico Economía

Libre tránsito de personas y mercadería entre Guatemala y Honduras

TEGUCIGALPA.- Los presidente de Honduras y Guatemala se encuentran en pláticas que podrían conducir a cambios importantes entre sus fronteras y aduanas. Alejandro Eduardo Giammattei, el nuevo presidente electo de Guatemala así lo ha revelado con mucho entusiasmo.

Giammattei, quien es nieto de un salvadoreño, tiene la ilusión de integrar ambos países junto con El Salvador de manera política como comercialmente. A pesar de las fricciones conocidas internacionalmente entre el presidente salvadoreño para con el hondureño.

«Canibalizándonos entre nosotros no vamos a llegar a ningún lugar», expresó el guatemalteco.

Recientemente visitó Honduras para tratar diversos temas con Juan Orlando Hernández.

«Tratamos distintos temas, uno de ellos, por ejemplo, el libre tránsito de personas y mercaderías entre Guatemala y Honduras, que es propiamente borrar de una vez por todas las aduanas y las migraciones, tanto para los hondureños viniendo a Guatemala como para los guatemaltecos viniendo hacia Honduras, un convenio de cielos abiertos el cual fue ya entregado el día de ayer (9 de enero) en Honduras, en donde podamos tener incluso… los vuelos entre Guatemala y Honduras sean como vuelos domésticos, no vuelos internacionales, lo que nos facilitaría muchísimo que podamos tener intercambios con rutas, como, por ejemplo, Copán-Petén, para poder llevar más turistas tanto a Copán como a Petén», reveló.

«Nosotros vemos que hicimos una exposición de la unión económica centroamericana, un esfuerzo que vamos a tratar de hacer, desde la presidencia del país, aprovechando que Honduras va a tener la secretaría pro témpore del SICA, hacer las modificaciones al SICA para que realmente sea efectivo y nos dé beneficios a los centroamericanos, y no sea ese elefante blanco con patas de gallina, que le digo yo, que cuesta moverse. Los presidentes hacen grandes declaraciones líricas que al final no se llega a nada y la gente con declaraciones líricas no come, necesitamos generar empleo, trabajo, y para eso esa unión económica centroamericana nos podría permitir convertir a Centroamérica en un centro logístico para el mundo. Somos siete países, desde Guatemala, Belice, hasta Panamá. Al final somos siete países que si tuviéramos la misma visión y un mismo norte sería mucho más fácil… somos un gran mercado de más de 50 millones, juntos ya representamos un atractivo», añadió.

«No debería ser complicado. De hecho le estamos proponiendo a Honduras la creación, lo mismo que estamos haciendo con México, la creación de zonas especiales económicas binacionales para poder generar zonas francas en las fronteras de manera que podamos atraer inversión, por lo cual estaríamos generando empleo en lugares que por lo general son bastante deprimidos, las áreas fronterizas por lo general son las áreas más deprimidas en Centroamérica», continuó explicando el presidente electo de Guatemala.