La exmandataria, que siempre rechazó los cargos, boicoteó las etapas finales del proceso y no estaba en el juzgado para escuchar el veredicto, que sin embargo fue transmitido en vivo para todo el país.

«Sentencio a la acusada a 24 años de cárcel y 18.000 millones de wones en multas», aseguró durante la lectura el juez Kim Se-Yoon.

La estrecha amistad entre la exmandataria y Choi Soon-sil -quien fue condenada por corrupción en febrero- está en el centro del escándalo que mandará a Park a la cárcel y convulsionó durante meses al país.

A Choi también se la acusaba de ejercer una influencia indebida sobre los asuntos del país gracias a su estrecha relación con Park, quien llegó al poder en 2013.

Y el destape del escándalo de corrupción generó meses de protestas en las calles, forzando la renuncia de Park en marzo del año pasado.

 

línea