El Mundo de Ahora Noticia Positiva Sociales

¿Qué hacer para mejorar la duración y frecuencia en el sexo?

 Hace poco recordaba con unos amigos nuestros tiempos en secundaria y, por algún motivo, salió lo mucho que todos dormíamos en la pubertad. No solo era la duración de las noches de sueño, sino la frecuencia. Eran épocas en los que las siestas de más de dos horas no influían en que pudieras o no conciliar el sueño en la noche y echarte otro round, de entre ocho y 10 horas, después. Pocas cosas te despertaban y el descanso era vasto y pleno.

Con las presiones de la vida moderna, no es de extrañarse que se añoren aquellos placeres mundanos y que hoy parezcan un privilegio. Sobre todo si tiene un impacto directo en otro de nuestros más grandes gustos: el sexo. 

como puedo mejorar en el sexo

Según varios estudios, existe una correlación directa entre la calidad del sueño y el sexo. En los hombres esto se debe a la producción de testosterona en el cuerpo, ligada directamente con la líbido y el desempeño sexual. Distintas investigaciones sugieren que los hombres que sufren apnea obstructiva del sueño —cuyos síntomas se caracterizan por roncar y tener dificultad para respirar— tienen niveles disminuidos de actividad sexual y esto se debe a que producen menores cantidades de esta hormona. Además, la apnea del sueño también puede aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares, que, a su vez, está relacionada con la disfunción eréctil.

Lo curioso es que la relación falta de sueño, peor sexo, también ocurre de forma inversa. Algo así como sucede en el mundo laboral: se busca a gente con experiencia, pero ¿cómo van a obtener experiencia si no les dan el trabajo? De acuerdo con los especialistas, una mala racha sexual puede empeorar la calidad del sueño, ya que ayuda a relajar al cuerpo para dormir mejor. En los hombres, esto se debe a la prolactina, una hormona liberada durante el orgasmo y que está directamente ligado con la somnolencia.

Por lo tanto, la solución definitiva para romper este círculo vicioso es hacer lo posible por dormir mejor. Esto quiere decir: evitar comidas pesadas y cafeína en la noche, hacer ejercicio de forma regular, tratar de mantener una temperatura fresca en la habitación y hacerlo sobre colchones y almohadas cómodas. Que, por cierto, esto último es un básico cuando se invita a alguien a pasar la noche.