El Mundo de Ahora Sucesos Tendencias

Condenada a muerte por matar a su marido que intentó violarla

Un tribunal de Sudán ha condenado a muerte a una adolescente de 19 años acusada de haber matado a su marido, quien estaba intentando violarla. Noura Hussein Hamad se casó con solo 16 años, cuando su padre la obligó a contraer matrimonio con su primo, Abdulrahman Hamad. El hombre la había forzado con anterioridad, valiéndose de la ayuda de varios familiares, que sujetaron a la joven mientras él abusaba de ella. Los activistas que luchan por su liberación han pedido al presidente que la indulte, alegando que fue obligada a casarse y que actuó en legítima defensa.

Resultado de imagen para imagenes de abusos de mujeres en india

Noura Hussein ha explicado que su padre la obligó a contraer matrimonio con su primo, pero que ella rechazó aceptar esa unión y buscó refugio con un pariente durante tres años. El pasado abril, su padre le aseguró que habían cancelado el matrimonio, por lo que ella regresó a su casa familiar. Pero al llegar descubrió que había sido engañada y que los preparativos para la ceremonia estaban en marcha. Hussein ha relatado que, después de haberse casado, se negó a mantener relaciones sexuales con su marido y que, al sexto día de matrimonio, él la violó aprovechando la ayuda de dos de sus hermanos y un primo, que la sujetaron para que él la forzara.

Al día siguiente, él intentó volver a violarla y, mientras ella se resistía e intentaba pararle, lo apuñaló, matándole. El mes pasado, un tribunal de la Sharia, que se rige por la ley islámica, declaró a Hussein culpable de asesinato premeditado, y este jueves la sentenció a pena de muerte en la horca. Sus abogados disponen de 15 días para apelar. “Bajo la Sharia, la familia del marido puede solicitar una compensación económica o la muerte. Eligieron lo segundo y ahora [el tribunal] ha dictado pena de muerte”, ha explicado Badr Eldin Salah, activista del Afrika Youth Movement que estuvo presente en el juicio. “Los abogados de Noura han dicho que van a recurrir la sentencia, pero que también necesitan un fuerte apoyo internacional de organizaciones como la Unión Africana, la ONU o la Unión Europea”, ha añadido Salah.