De último momento El Mundo de Ahora

Nuevo juicio para agente fronterizo acusado de matar adolescente en México

Lonnie Swartz, acusado de matar a José Antonio Elena Rodríguez, fue declarado ‘no culpable de asesinato’ en abril. Los fiscales decidieron iniciar un nuevo juicio para que enfrente cargos de homicidio voluntario o involuntario.

Fiscales federales decidieron que el agente de la Patrulla Fronteriza Lonnie Swartz acusado de matar a José Antonio Elena Rodríguez, un adolescente de 16 años, en un tiroteo transfronterizo el 10 octubre de 2012, regrese a un nuevo juicio.

Un juez de Arizona declaró juicio nulo en el proceso de un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos luego de que un jurado lo absolvió del cargo de homicidio en segundo grado por el asesinato de un adolescente, pero llegó a un punto muerto en cargos menores por homicidio involuntario.

El juez Raner Collins declaró el lunes juicio nulo luego de que el jurado absolviera al agente Lonnie Swartz por el cargo de homicidio tras matar a un adolescente en México que aventaba piedras a las autoridades durante un intento de narcotráfico.

La decisión de que sea juzgado por cargos de homicidio voluntario e involuntario la tomaron este viernes en una audiencia en la corte federal de Tucson. El nuevo juicio está programado para iniciar el 23 de octubre.

Swartz fue acusado originalmente de asesinato en segundo grado en el tiroteo de 2012 y absuelto el mes pasado por un jurado de ocho mujeres y cuatro hombres. El grupo no pudo llegar a una decisión unánime sobre el homicidio voluntario. El juez Raner Collins, les dio la opción de considerar los cargos menores si no podían llegar a un veredicto de asesinato en segundo grado.

Swartz admitió haber disparado a través de la valla fronteriza en Nogales en respuesta a un grupo de personas que estaban lanzando piedras desde el lado mexicano, sus abogados argumentaron que su respuesta estaba justificada porque era en defensa propia.

La fiscalía dijo que Swartz no tuvo que usar fuerza letal y en su lugar pudo haberse cubierto o aumentar la distancia entre él y los que estaban tirando las rocas, como testificaron otros agentes en la escena.