Economía Honduras

A pesar del acuerdo con el gobierno, taxistas hondureños están inconformes

TEGUCIGALPA.- Si bien es cierto que el pactó ya quedó sellado entre transportistas y gobierno, los conductores de taxi en Honduras siguen con serias reservas sobre el futuro de sus finanzas y a leguas se ve que las aguas siguen turbias bajo la superficie.

Y es que una cosa es ver y escuchar lo que hacen y dicen los dirigentes y los dueños de las grandes empresas de transporte, y otra muy diferente es hacer lo mismo con los seres humanos, los trabajadores que van día con día a conducir las unidades y que entran en contacto directo con el pueblo.

“No estamos conformes con la decisión tomada por los dirigentes del transporte, porque la exigencia de nosotros era que el gobierno le rebajara 23 lempiras al galón de combustible, no pedíamos nada más, porque sabemos cómo está la economía de la mayoría de los hondureños”,  expresa Erick Maradiaga, taxista.

“La solución al problema del transporte sigue siendo la rebaja de 23 lempiras al galón de combustible, porque esto beneficiaría a todo el pueblo, y con el aumento de un lempira al taxi, más bien vienen a complicarnos más la situación”, opinó el taxista Eduardo Flores.

 

“Nos darán descuento de cinco lempiras por cada galón de combustible, pero estamos seguros que dentro de algunos meses le aumentarán a los carburantes, sumado a que los dueños de los taxis ya van a comenzar a pedir incremento a la tarifa”, dijo por su parte Fernando Hernández, taxista en Tegucigalpa.