Economía Honduras

¿Un Pacto Fiscal es la solución que necesita Honduras?

Diputado Walter Romero.

TEGUCIGALPA.- La más reciente crisis del transporte en Honduras evidenció las debilidades económicas que azotan a diversos sectores del país, por lo que el tema de un posible Pacto Fiscal ha rondado en las mesas de varios conocedores, incluso del mismo Estado.

Pero, ¿es esa la solución que el país ahora necesita?

De acuerdo al Grupo Promotor del Diálogo Fiscal, un Pacto Fiscal viene a ser “un contrato social sobre política fiscal, que puede entenderse como un acuerdo sobre el monto, origen y destino de los recursos que requiere el Estado, sujeto a transparencia y rendición de cuentas para asegurar su cumplimiento”.

Lo que es decir, con un Pacto Fiscal se ajustaría el presupuesto general de la República, para evitar caer en calamidades como la que trajo la crisis del transporte, en la que los transportistas pedían una rebaja significativa al precio del galón de combustible pero el Gobierno se negó rotundamente alegando que las arcas del Estado no podían dejar de percibir esa cantidad de dinero- pues esto afectaría al país entero en una especie de efecto dominó de alzas y alzas y más alzas en otros lados para suplir lo del combustible.

Walter Romero, diputado en el Congreso Nacional y experto en finanzas, ve con buen agrado la idea de un Pacto Fiscal, siempre y cuando sea en aras de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos hondureños.

El diputado Walter Romero.

“La idea tras un Pacto Fiscal es el mejoramiento de las condiciones de vida de los hondureños, velar que el presupuesto del Estado sea utilizado de manera correcta para así mejorar la infraestructura del país, la educación que este ofrece a sus niños y salud del pueblo”, comentó.

Además, Romero explicó que para el buen funcionamiento de dicho pacto es vital que en este participen antes varios sectores: tanto del gobierno, como de la empresa privada, la sociedad civil, entre otros.

“Si el presupuesto del país se administrara con transparencia y eficiencia, serían muchos los cambios positivos que veríamos los hondureños”, agregó el diputado Walter Romero.