Amor incondicional Noticia Positiva

Romanos 6:23ª Porque los salarios del pecado es la muerte.

Si Tú pecas contra Él, tendrás que pagar por ello; no puede ser de otro modo. Dios es absolutamente Justo. Déjame ilustrarte este punto:

Ejemplo: Digamos que te vas de tu casa en un corto viaje y, cuando vuelves, alguien ha violentado tu casa. Han hecho cosas innombrables a tu esposa e hijos, robado tus posesiones y matado a tu familia.

A pocas horas del crimen el perpetrador es arrestado y en el día de la comparecencia piensas en las cosas que ha hecho. El juez lee las acusaciones contra él y le pregunta cómo se declara. El hombre confiesa y dice que fue él, que es culpable.

El juez procede con la evidencia presentada. Hay testigos de los vecinos que lo vieron saliendo de tu casa en el momento en que todo sucedió. También hay evidencia de ADN para probar que es este hombre, que es culpable y que confesó.

Pero el juez le dice esto: “Tú sabes que soy cristiano, y quiero ser como mi Dios Misericordioso, Bueno y que Perdona. Por lo tanto, retiro los cargos contra ti. Eres libre de irte”.

¿Cómo te sentirías? ¿Cuál piensas que sería tu reacción? Yo sé qué pasaría: sentirías que eso no puede estar pasando, clamarías por justicia; no solo el supuesto criminal se confesó culpable, sino que el juez es culpable. Porque no hizo justicia, no respetó las leyes. Por lo tanto no sería santo, porque no es justo.

¡Amigo! Dios es Santo y por lo tanto Él es Justo y Él Tiene que castigar el pecado, incluidos los tuyos.