Uncategorized

Trump describió el muro como “un sistema de seguridad de clase mundial” que sería prácticamente impenetrable.

Trump pone su firma encima de un barrote del muro y dice orgulloso: “¡No se puede saltar»

El presidente Donald Trump firma un barrote de la valla fronteriza erigida en Otay Mesa, San Diego, California, el 18 de septiembre de 2019. Foto: Evan Vucci/AP.

El presidente, Donald Trump, firmó uno de los barrotes de la valla fronteriza durante su visita este miércoles al sector del nuevo muro construido en Otay Mesa, en San Diego (California), frente a la ciudad mexicana de Tijuana

Lo hizo “por invitación” de los trabajadores de la construcción presentes, como reflejó el corresponsal de CBS News en la Casa Blanca, el periodista Mark Knoller.

El presidente ya visitó esta zona en marzo de 2018, en esa ocasión para examinar varios prototipos construidos para renoval la barrera, que en este sector tenía décadas de antigüedad y consistía en dos capas de metal y concreto.

“Era como una lámina de metal y la gente simplemente podía derribarla de manera rutinaria”, comentó

La nueva barrera está cubierta de pintura especial para que el sol la caliente aún más.

“Puedes freír un huevo en esa pared —dijo— Este muro no se puede saltar”.