Columnas El Mundo de Ahora Honduras

InSight Crime, 5 maneras de combatir la corrupción en Latinoamérica

El problema de la corrupción ha venido consolidándose como prioridad en la agenda de legisladores y ciudadanos de toda Latinoamérica y El Caribe. A continuación, InSight Crime explora cinco propuestas que pueden fomentar la capacidad. de los países para lograr avances duraderos en la lucha contra este problema.

1. Fortalecer la independencia judicial

Ganar independencia judicial es crucial para los gobiernos de la región que están trabajando para enfrentar la corrupción.

En Guatemala, como lo mostró una reciente investigación de InSight Crime, el proceso de designación de la nueva fiscal estuvo cargado de manipulación política. Miembros corruptos de las élites maniobraron para postular candidatos que probablemente no adelantarían acciones judiciales contra quienes los pusieron en el poder.

En casos como ese, dicen los expertos, debe reformarse el proceso de elección de altos funcionarios de la rama judicial con el fin de eliminar influencias indebidas de parte de intereses poderosos.

2. Énfasis en la cooperación multilateral

Muchos esquemas de corrupción en Latinoamérica y el Caribe se dan en el ámbito local. Pero algunos de los más grandes, tienen alcance internacional. En esos casos, es importante que los países compartan evidencia y coordinen sus iniciativas de investigación y acusación.

Aparte de la cooperación en casos específicos, las autoridades pueden beneficiarse del intercambio de mejores prácticas para combatir la corrupción. Muchos esquemas de corrupción en Latinoamérica y el Caribe comparten características similares y enfrentan obstáculos comunes. En lugar de trabajar desde cero, investigadores, fiscales, jueces y otros funcionarios pueden intercambiar recomendaciones sobre acciones efectivas.

3. Introducir transparencia en la contratación pública

Los contratos públicos son un vehículo común para la corrupción en Latinoamérica y el Caribe, debido en parte a la falta de transparencia en torno a los procesos de licitación y desembolso de recursos públicos. Abrir estos aspectos del gobierno al escrutinio público puede ayudar a identificar y poner freno a las conductas ilícitas.

Para complicar más las cosas, muchos miembros de las élites de la región están trabajando para asegurarse de que los detalles de la contratación pública sigan en la sombra. Por ejemplo, una reforma aprobada a comienzos de este año en Honduras básicamente despojaba a la MACCIH de su facultad de investigar el manejo de dineros públicos.

4. Sacar el dinero sucio de la política

La financiación de campañas ha estado en el centro de algunos de los escándalos de corrupción más explosivos que se han presentado en la región en los últimos años. Y en países como México, donde nunca se declara la mayoría de aportes a campañas políticas, es prácticamente seguro que aún están por conocerse esquemas de corrupción igual de alarmantes.

En ocasiones, el dinero ilícito para las campañas procede de grupos criminales que pretenden granjearse el favor de los tomadores de decisiones. En otros casos, sirve como anticipo de intereses de las élites para embolsillarse dineros públicos. Pero en todo caso, la financiación ilícita de campañas afecta la democracia y el estado de derecho.

Hay vacíos legales que podrían permitir a intereses corruptos eludir la prohibición, pues los candidatos aún pueden recibir dinero de personas naturales. Pero la medida es un paso en la dirección correcta y podría servir de pilar para mayores reformas en el futuro.

5. Reforma parlamentaria e inmunidad

Muchos países de Latinoamérica y El Caribe ofrecen amparos legales a funcionarios públicos acusados de delitos, en la práctica han permitido blindar en muchas ocasiones a figuras políticas de investigaciones y procesos judiciales legítimos.