El Mundo de Ahora Noticia internacional

Benedicto XVI pide al Papa Francisco que abandone la idea de ordenar sacerdotes a hombres casados

VATICANO

En las próximas semanas está previsto que el papa Francisco publique una exhortación apostólica en la que podría abrir las puertas a la ordenación sacerdotal de hombres casados en zonas remotas de la Amazonía para hacer frente a la falta de vocaciones en ese territorio, siguiendo una de las recomendaciones aprobadas por los participantes en el Sínodo celebrado en octubre en el Vaticano. Esta posible apertura ha suscitado una profunda división dentro de la Iglesia y enfurecido a los sectores más críticos con Francisco, a quienes ahora se suma Benedicto XVI.

El papa emérito rompe su silencio y publica un libro en el que se opone al fin del celibato dentro de la Iglesia y presiona al papa Francisco contra la ordenación de hombres casados, los llamados ‘viri probati’. «El celibato es indispensable para que nuestro viaje hacia Dios siga siendo la base de nuestra vida», escribe a cuatro manos Benedicto XVI junto al cardenal conservador Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. «Creo que el celibato de los sacerdotes tiene un gran significado», insisten ambos en el texto.

No es la primera vez que Benedicto XVI rompe su silencio desde que renunció al Pontificado en 2013. El año pasado un artículo publicado en la revista alemana ‘Klerusblatt’, en el que reflexionaba sobre los abusos sexuales dentro de la Iglesia, provocó un escándalo al defender Ratzinger que la pedofilia nació de la disolución del concepto cristiano de moralidad como consecuencia de la Revolución de Mayo del ’68.

Aquella intervención no sólo provocó numerosas críticas hacia Benedicto XVI sino que abrió también un debate sobre el papel del papa emérito y los límites de su cargo. Si bien no son pocos quienes consideran que, desde su renuncia, las palabras Joseph Ratzinger ha sido instrumentalizadas para atacar a Francisco, cuestionado por los sectores más ultraconservadores dentro de la Iglesia.