De último momento Noticia internacional Politica internacional

La Guardia Nacional, que aguardan del lado mexicano y buscan detener el flujo migratorio.

MÉXICO

Cientos de migrantes cruzan el río Suchiate rumbo a México; reportan enfrentamientos con policía

Este lunes se han reportado enfrentamientos entre policías y civiles en la frontera sur de México, luego de que un grupo de migrantes indocumentados tratara de pasar a la fuerza hacia ese país, en un intento de llegar a los Estados Unidos.

20 ENE 2020 

Cientos de migrantes están cruzando el río Suchiate, que separa Guatemala de México, a fin de entrar en territorio mexicano ilegalmente luego de que el Gobierno rechazara este lunes su solicitud formal para ingresar al país.

Tras esta negativa, cientos de migrantes están intentando cruzar el Suchiate, por donde apenas hay agua, frente a la atenta vigilancia de miembros de la Guardia Nacional, que aguardan del lado mexicano y buscan detener el flujo migratorio.

Según constató Efe sobre el terreno, algunos de ellos ya están logrando cruzar hacia el lado mexicano, sin que las autoridades mexicanas puedan contener por completo el flujo.

El Gobierno mexicano rechazó este lunes la solicitud de los cerca de 5.000 centroamericanos que conforman actualmente la caravana de migrantes y estaban esperando en Tecún Umán (Guatemala).

Migrantes centroamericanos cruzan el río Suchiate de Tucun Uman, Guatemala, a México, el 20 de enero del 2020. (AP Photo/Moises Castillo) Crédito: Moises Castillo/AP

Medios locales locales han reportado enfretamientos entre viajeron indocumentados y elementos de la Guardia Nacional de México. De acuerdo con la agencia AFP, los elementos de seguridad mexicanos han lanzado gases lacrimógenos hacia los migrantes provenientes de Centroamérica, principalmente de Honduras, Nicaragua y Guatemala.

Los migrantes se bajaron del puente fronterizo y se dirigieron hacia el río después de que funcionarios mexicanos les dijeron que no les permitirían el paso por el país.

«Por el puente o por el río, no hay miedo; ya estamos acostumbrados a la represión; en tu país te reprimen, te golpean siempre es así», dijo Edwin Chávez, un joven de 19 años de Tegucigalpa.

Entre gritos e incluso algunos fuegos artificiales, los migrantes comenzaron a cruzar las aguas bajas del río.

Del lado mexicano, un centenar de guardias nacionales equipados con equipo antimotines estaban en alerta sobre el puente que el sábado tuvo que cerrarse por un intento masivo de cruce que solo se saldó con empujones y algunos golpes, pero sin heridos.