Curioso e Increíble De último momento Sucesos

Inconsistencia en las declaraciones del doctor

“Detectamos demasiadas inconsistencias, porque él (doctor Edgar Velásquez) habla de minutos que han pasado, habla que los hechos ocurrieron uno tras otro, tras otro, que llegaron, que la vio llorando en la celda, que fue al baño, que regresó del baño, que lo llevaron a no sé dónde a tomarle una fotografía, luego regresó a la celda, está hablando de hechos seguidos, no está poniendo horas”, reaccionaron ayer la madre y la hermana de la extinta universitaria, Keyla Martínez, ante las declaraciones del médico que acompañaba a la joven universitaria antes de morir.

Nancy Martínez, hermana de Keyla, se preguntó: “¿Cómo es posible que les hayan dejado la tarjeta de identidad?, si se supone que todo eso queda junto con las pertenencias que ellos les quitan al momento de la detención y en el momento en que están haciendo procesos para encarcelarlos”.

“LA TRAICIONÓ…”

Asimismo, se mostró en desacuerdo con el galeno cuando dijo que Keyla amenazaba con quitarse la vida dentro de la celda en donde se encontraba, porque “dice que mi hermana dijo que se iba a suicidar, cosa que es totalmente falso”.

Porque “mi hermana jamás tuvo problemas suicidas de esa magnitud, nunca ha tenido problemas psicológicos, ella es una persona muy sana y dice que la llevaron entre cuatro policías cuando al hospital solo llegó un policía con mi hermana”, agregó.

“Al hospital mi hermana llegó con moretes, llegó fría y las orejitas las tenía moraditas, o sea no coincide absolutamente nada lo que él está diciendo, o sea mi hermana no se pudo haber hecho los golpes sola, si ella estuvo ahí en la cárcel no tiene absolutamente nada de sentido lo que él está diciendo”, expresó.

La doliente aprovechó para aclarar que al momento en el que le dieron la fatídica noticia, Velásquez le dijo que “tenía muchas otras cosas más que contarle”.

“Él me dijo a mí que tenía mucho más que decirme, pero que ahí estábamos en el lugar equivocado, no era el momento, pero que contaran con él para que diera su testimonio y yo confié en él, porque yo sabía que él me iba a decir la verdad si tan amigo era de mi hermana, la traicionó y se aprovechó de la confianza que le tenía”, señaló.

Mientras tanto, Norma Rodríguez, madre de Keyla, señaló que “la verdad es que en estos momentos nosotros no podemos… es que me quedo hasta sin palabras, pero sí, según las declaraciones del Ministerio Público, según las autopsias, mi hija fue vilmente asesinada’.

“Fue todo lo contrario que está diciendo el médico, y sí él era amigo de ella, pero yo no lo estoy juzgado a él ni mucho menos, porque él también fue víctima, yo no estoy juzgando”, exclamó.

Porque “serán las autoridades competentes las que se encarguen de esclarecer este caso, pero que mi hija no se suicidó, no se suicidó, porque mi hija era una persona muy centrada, una persona que no tenía problemas con nadie, o sea ella no tenía motivos”, finalizó.